Gran actuación de Esaú Fernández en Ossa de Montiel

Plaza de toros de Ossa de Montiel (Albacete). Casi lleno en el aforo permitido. Astados de la divisa de Buenavista, los mejores 4º y 5º. El tercero fue devuelto al salir descoordinado, se corrió turno y en 6º lugar se lidió el sobrero. El 4º, “Filigrana”, nº 28, ha sido premiado con la vuelta al ruedo.

Esaú Fernández (Azul marino y oro): 1 oreja y 2 orejas tras aviso.

Filiberto (Verde manzana y oro): Ovación tras petición y Silencio.

Mario Sotos (Sangre de toro y oro): 1 oreja y Silencio.

En algunos momentos de la lidia, ha molestado el viento.

Corrida de muchos matices y variada la celebrada esta fría tarde de inicio de primavera en la localidad albaceteña de Ossa de Montiel. Los toros de la ganadería de Buenavista han sido manejables, en conjunto, con dos que han sobresalido sobre el resto, como son el 4º y el 5º, bravos y encastados, sobre todo el 4º, y una terna de matadores muy dispuesta y entregada en todo momento.

El triunfador de la corrida ha sido Esaú Fernández, que quiso demostrar el ánimo que traía esta tarde hincándose de rodillas para recibir al primero de la suelta con una larga cambiada. Después del paso por el caballo, quitó por chicuelinas el torero sevillano. De hinojos comenzó su faena de muleta Esaú Fernández, captando de inmediato la atención del público. El trasteo ha tenido fundamentalmente mucho poder por parte del diestro de Camas, que con oficio ha sabido buscar al toro entre muletazo y muletazo, ya que éste salía suelto, buscando tablas. Al final de su labor, se mete entre los pitones, concluyendo con luquesinas. Estocada entera. Una oreja.

El cuarto ha sido, con diferencia, el mejor toro de los jugados hoy en Ossa de Montiel. Fijeza, transmisión, motor, humillación…, son sólo algunas de las principales virtudes que ha enseñado el ejemplar de Buenavista, además de una imponente presencia. Esaú Fernández ha cuajado una faena muy seria, con tandas en las que ha exigido una enormidad al animal, siempre por abajo. Mejores las ejecutadas con la mano derecha, porque por ahí el cornúpeta tenía mejor condición. Pinchazo, gran estocada y descabello. Dos orejas para Esaú Fernández y vuelta al ruedo para “Filigrana”.

El tercero regresó a los corrales al presentar claros síntomas de descoordinación. Corrió turno Mario Sotos, saltando como tercero el que, inicialmente, estaba previsto como sexto. Buen saludo capotero del diestro conquense, saliéndose hasta los medios de la plaza. Noble ha sido el morlaco de Buenavista, viniéndose algo abajo al final. Mario Sotos ha hilvanado un trasteo en el que, por momentos, ha estado muy a gusto con su antagonista, toreando relajado y con expresión, como ha sucedido en la postrera serie con la mano derecha sin ayuda. Pinchazo y estocada baja. Una oreja.

Como ya se ha indicado, en sexto lugar ha salido el reseñado como sobrero de la corrida. Voluntad y disposición de Mario Sotos ante un animal más deslucido y reservón, que se ha apagado pronto. Falla con el estoque. Silencio.

El segundo del festejo ha evidenciado cierta falta de raza, pues entre muletazo y muletazo se desentendía de la tela roja y era necesario burcarlo. Eso es lo que ha hecho Filiberto, que se ha mostrado firme y resolutivo. Estocada caída. Ovación tras petición.

El quinto ha tenido diferente condición. Bravo, encastado y exigente, si bien tardeaba en su embestida. Filiberto lo ha sometido por abajo en una faena que ha tenido pasajes lucidos a la que le ha faltado algo de ligazón debido a que el toro no repetía tras el engaño. El desacierto con la espada le ha impedido a Filiberto pasear algún trofeo. Silencio.

En el apartado de las cuadrillas, destacar con el capote a Antonio Chacón en la lidia del primero y con las banderillas a Álvaro Oliver, que se desmontera en el tercero, y Curro Robles en el sexto.

Imagen: CMMedia

A %d blogueros les gusta esto: