Francisco José Espada: “La faena al toro Garbancero, de Domingo Hernández, en Colmenar Viejo marcará mi carrera”

De triunfal cabe calificar el pasado fin de semana para el diestro Francisco José Espada, ya que abrió la puerta grande tanto en Añover de Tajo el sábado como en Colmenar Viejo el domingo. Pasadas unas jornadas de los citados triunfos, hemos querido charlar con el matador de Fuenlabrada, que nos relata cómo fueron cada una de esas tardes y qué le van a aportar a él interiormente como torero.

Pregunta: El pasado fin de semana usted obtuvo dos triunfos muy importantes, el sábado en Añover de Tajo y el domingo en Colmenar Viejo. Personalmente, para usted como torero, ¿Qué han significado estos triunfos?

Respuesta: Ambos han sido muy importantes para mí. La del sábado en Añover de Tajo fue una corrida muy seria, fue una de esas tardes que te hacen madurar y crecer como torero, y el domingo en Colmenar Viejo frente a un gran encierro de Domingo Hernández pude cuajar un toro muy bueno y dar una dimensión grande. La pena fue pinchar a ese toro, porque el triunfo pudo haber sido aún más rotundo.

Pregunta: Hablemos en primer lugar de la corrida de Añover de Tajo, en la que usted lidió una corrida de José Enrique Fraile de Valdefresno y le cortó las dos orejas al quinto de la suelta. ¿Cómo fue ese toro y la faena que usted le instrumentó?

Respuesta: Fue un toro noble, con buena condición, al que hubo que administrar porque estaba muy al límite. En la faena hubo momentos en los que pude torear con ritmo, con fallos como es normal, pero también con aspectos positivos.

Pregunta: Aunque administrativamente Añover de Tajo es una plaza de tercera categoría, la seriedad y exigencia de los animales que allí se lidian y de la afición que asiste a los festejos, le da a la puerta grande del sábado mucha más importancia.

Respuesta: Sí. En concreto, además en esta corrida había mucha expectación porque a lo largo de la semana se habían publicado en distintos medios las fotos de los toros de José Enrique Fraile de Valdefresno, y la gente estaba realmente impresionada por su seriedad, ya que era una corrida de Madrid o de Pamplona. Por eso mismo, todo lo que allí se hizo tuvo mucha importancia.

Pregunta: Sin apenas tiempo para digerir y disfrutar el éxito cosechado en Añover de Tajo, al día siguiente hizo el paseíllo en Colmenar Viejo. Una plaza y una feria de mucho peso y relevancia en la temporada taurina.

Respuesta: Sí, es una Feria muy bonita, la segunda en importancia de la Comunidad de Madrid. Aunque para mí todas las tardes son claves, ésta de Colmenar Viejo tenía un plus más, ya que se lidiaba una corrida de Domingo Hernández y además con la presencia en directo de la televisión. Por fortuna, me encontré con una gran toro, que fue el tercero de la función, al que pude hacerle cosas que llevo tiempo buscando.

Pregunta: Como usted mismo acaba de decir, ese día tuvo la suerte de sortear el mejor toro del completo encierro enviado desde tierras salmantinas por Domingo Hernández, “Garbancero”, premiado con la vuelta al ruedo. ¿Qué valoración hace de ese animal de Domingo Hernández?

Respuesta: Fue un toro grandioso, excepcional, que embistió con mucha clase, fue muy pronto, haciéndolo todo con excelencia. Me permitió mostrar ciertas cosas de mi toreo, si bien faltan todavía muchas por hacer.

Pregunta: Estoy de acuerdo con usted totalmente. En mi opinión, “Garbancero” fue un toro lleno de virtudes, tales como fijeza, prontitud, humillación, clase, ritmo y además empujaba la muleta hasta el final del viaje. Y usted le dio buena réplica con la muleta, cuajando una labor en la que creo que el temple, la despaciosidad y la medida resultaron fundamentales.

Respuesta: Yo intenté torearlo despacio, puesto que el toro invitaba a ello. Ha sido una faena de gran fuerza, cantada por la afición, en la que yo puse el alma en cada muletazo, entregándome al máximo como el toro lo hizo conmigo. La lástima fue no rubricarla con la espada como merecía, porque hubiesen sido dos orejas con mucha fuerza.

Pregunta: Personalmente considero que el toro llevaba dentro esas grandes cualidades que hemos referido con anterioridad, pero que usted también contribuyó a acrecentarlas por el buen trato dispensado durante la lidia.

Respuesta: Yo intenté hacer las cosas siempre pensando en el toro, en potenciar sus virtudes, algo que después se pudo ver reflejado en su forma de embestir.

Pregunta: En el momento de perfilarse para entrar a matar, ¿Tenía pensado realizar la suerte recibiendo o aprovechó la arrancada que tuvo el toro para meter el brazo?

Respuesta: No tenía pensado matar recibiendo pero el toro se arrancó y en ese momento lo vi claro e intenté aprovecharlo. Posiblemente, ahí me faltó mayor sangre fría pero de los errores se aprende.

Pregunta: Por encima de las orejas cortadas, supongo que a usted le habrá aportado mucho como torero, porque animales con esa forma de embestir, de colocar la cara en los trastos, son los que te hacen crecer y progresar en la profesión.

Respuesta: Sin duda. Creo que con ese tipo de embestida se crece mucho como torero. Es un toro que me va a aportar bastante en mi forma de concebir el toreo, que marcará mi carrera.

Pregunta: Este toro de Domingo Hernández, “Garbancero”, ¿Es el mejor que ha toreado hasta ahora en una plaza ante el público?

Respuesta: No sabría decirte. También ha habido otras faenas muy buenas, como una en Fuenlabrada a un toro de Alcurrucén al que pude indultar. Sí que es cierto que ahora estoy más maduro, más cuajado y que he evolucionado como torero. Lo que sí puedo decir que esta faena me ha dejado marcado para siempre.

Pregunta: Anímicamente imagino que esto supone una inyección de moral enorme, porque un triunfo así y toreando como usted lo hizo, tanto en Añover de Tajo como en Colmenar Viejo, es una reafirmación, un autoconvencimiento de que se va por el camino correcto, que a veces es duro, difícil y cuesta trabajo avanzar, pero que por ahí es por dónde hay que transitar.

Respuesta: Sí, sin duda. Cuando los triunfos se consiguen toreando de la forma que uno quiere, con entrega, con verdad, con pureza, pues te reafirma de que vas por el camino correcto. Esta temporada llevo toreadas cuatro corridas y en todas he salido a hombros, dando un paso más en mi toreo y en mi carrera.

Pregunta: Por último, aunque el final de la temporada ya se ve cercano, ¿Le ha sonado mucho el teléfono al apoderado para hacer más fechas tras los triunfos de Añover de Tajo y de Colmenar Viejo?

Respuesta: Bueno esta temporada no es una temporada normal por las restricciones debido al covid-19, además a estas alturas ya está cerca el final de la misma. La verdad que sí que han llamado de algunos sitios y sobre todo lo han hecho para darnos la enhorabuena y constatar la importancia de estos triunfos. Espero que de aquí a la conclusión de la temporada, salga alguna fecha más. El objetivo es finalizar la campaña en el lugar más alto posible, dejando las cosas bien para el año que viene. Ahora mismo, sólo pienso en entrenar cada día para evolucionar y crecer como torero, viviendo cada tarde con la máxima intensidad.

Foto: Emilio Méndez – Prensa Circuitos Taurinos

A %d blogueros les gusta esto: