Fernando Adrián: “La Copa Chenel me ha encaminado nuevamente en mi vida y en mi profesión”

El pasado 23 de octubre, Fernando Adrián se proclamó ganador de la Copa Chenel, cuya final tuvo lugar en Cadalso de los Vidrios. Transcurridos unos días de la mencionada corrida, nos hemos citado con el torero madrileño para hablar sobre lo que ha supuesto para él alzarse como vencedor de tan prestigioso Certamen, así como de la evolución experimentada en su toreo en estos últimos años y de las perspectivas para la próxima temporada.

Pregunta: Cuando se dio la posibilidad de poder formar parte de la Copa Chenel, imagino que la vería cómo la oportunidad tan anhelada y tan ansiada que estaba esperando.

Respuesta: La verdad que siendo sincero cuando hablaron del modelo que iba a tener el Certamen, al principio me sonó un poco raro, porque nunca se había hecho en corridas de toros. Pero una vez terminada la Copa Chenel, hay que dar la enhorabuena a la Comunidad de Madrid y a la Fundación del Toro de Lidia por haber tenido una iniciativa tan buena como ha sido crear este Certamen, ya que ha tenido una repercusión muy grande tanto para los aficionados como para los profesionales, con la posibilidad de darnos a conocer al público. Tarde tras tarde los aficionados se han ido enganchando mucho más a la Copa Chenel.

Pregunta: El formato en el que se ha llevado a cabo la Copa Chenel, en el que había que ganarse tarde tras tarde la inclusión en la siguiente ronda, le ha dado al Certamen un aliciente más, con un premio que es el mejor para los toreros, como es el asegurarse más contratos.

Respuesta: Eso es lo bonito que ha tenido toda la vida el toreo, el ganarse uno mismo los contratos tarde a tarde. Particularmente, creo que el Certamen ha sido enfocado como debe ser, cuando uno se lo gana en la plaza, y se merece seguir toreando, es lógico que sume más actuaciones. El nivel ha sido muy alto por parte de los compañeros, algo que considero que le ha dotado de mayor importancia al Certamen. Lo bonito de la Copa Chenel ha sido la rivalidad y, a la vez, el compañerismo entre todos los matadores anunciados. En definitiva, se han juntado una serie de cosas que han hecho del Certamen algo muy especial.

Pregunta: Supongo que era plenamente consciente que después de estar tanto tiempo aguardando para vestirse de luces y hacer el paseíllo en una plaza, la oportunidad presentada no se podía escapar y había que subirse a ese tren como fuera.

Respuesta: Desde hace unos años para acá mi preparación es diferente, también tengo una mentalidad distinta, me sacrifico por mi profesión día a día, con mucha ilusión. Muchas veces cuando uno vive por y para su profesión, tiene estas oportunidades, que en este caso ha sido la Copa Chenel, que me ha vuelto a encaminar en mi vida y en mi profesión.

Pregunta: En la corrida clasificatoria de la Copa Chenel de Valdetorres de Jarama, usted dio el primer toque de atención serio del Certamen, puesto que cortó 4 orejas y dio una gran dimensión frente a los toros de Los Maños y Montealto que lidió, que por otra parte fueron dos ejemplares nobles, con buena condición pero que había que saber extraerla y sacarle ese partido.

Respuesta: Sí, lo interesante de cada tarde ha sido también la diferencia de encastes. Uno tenía que ir muy preparado y con la mente muy abierta para asimilar rápido lo que cada animal te pedía, que tenían cosas buenas pero también sus dificultades, que pienso que han sido las que nos han hecho marcar la diferencia. Al no poner las cosas fáciles, se ha podido ver la dimensión de cada torero. La ganadería de Los Maños yo no la conocía, pero tanto con ese toro como con el de Montealto estuve muy a gusto, muy entregado y pude disfrutar de ambos toros, siendo muy diferentes entre sí pero al mismo tiempo con cualidades.

Pregunta: Un aspecto a destacar, ya en esa primera corrida suya en la Copa Chenel, fue la pureza, la verdad con la que interpreta el toreo, con una magnífica colocación delante de los animales, dando el pecho y muy cruzado, buscando además el ajuste con el toro. Sin duda, que esos son los cimientos de una tauromaquia totalmente clásica, que es la que gusta de verdad a los aficionados.

Respuesta: Dejando aparte el concepto de cada torero, yo siempre he buscado esa pureza y esa entrega a la hora de torear, es lo más importante para mí. Todas las tardes he ido buscando esa pureza, esa entrega y estar muy de verdad en todo momento, si bien es cierto que hay matices en los que hay que seguir trabajando para corregirlos.

Pregunta: En la primera semifinal de la Copa Chenel, en Valdemorillo, el primer animal que sorteó, de Prieto de la Cal, fue devuelto a los corrales al partirse un pitón nada más salir al ruedo, saliendo en su lugar un sobrero de Zacarías Moreno que no le dio muchas opciones de lucimiento. En cambio, su segundo, otro toro de Zacarías Moreno, fue un astado muy bravo y encastado, que humillaba mucho y que tenía entrega y profundidad en sus embestidas. Precisamente por esas complicaciones que tiene la casta, no era fácil estar a la altura de ese toro y cuajarlo como usted lo hizo.

Respuesta: Fue un toro importante dentro del Certamen, muy bravo, que puso un nivel muy alto. El animal tuvo cosas extraordinarias, como la bravura y la transmisión, pero quizá le faltaron otras para haberlo indultado. Por eso, el ganadero tampoco se mostró a favor del indulto. En muchos momentos de la faena, llegué a torearlo con el alma y abandonado. Cuando un toro llega, transmite y hace vibrar al público de esa forma, porqué no salvarle la vida. Está claro que no fue el toro perfecto pero sí que tuvo cosas que le hicieron a la gente emocionarse.

Pregunta: Toros como este “Acomplejado”, de Zacarías Moreno, ponen a prueba a un torero, dejando ver el momento en el que se encuentra. Por eso, cuando no se torea, cuando no se está anunciado en los carteles, y no se tiene la oportunidad de mostrarse ante el público es fundamental continuar con los entrenamientos, con el toreo de salón y aprovechar al máximo las ocasiones que se tengan de ir al campo a tentar, para cuando se vuelva a hacer el paseíllo en una plaza dar esa dimensión y que le coja a uno plenamente preparado.

Respuesta: Además de los entrenamientos diarios y de estar dedicado al cien por cien a mi profesión, también tengo que dar las gracias a todos esos amigos ganaderos, porque sin su apoyo y sin su ayuda yo no hubiera podido seguir con la preparación durante este tiempo. Eso ha sido fundamental en mi carrera y en mi trayectoria como torero en estos años.

Pregunta: Gracias a esa gran actuación en Valdemorillo, pudo clasificarse para la Gran Final de la Copa Chenel, celebrada el pasado 23 de octubre en Cadalso de los Vidrios. Cuando usted se vio allí en el patio de cuadrillas, ¿Tenía claro en su cabeza que de esa tarde dependía gran parte de su futuro profesional inmediato?

Respuesta: Sí, claro. Yo sabía que era una tarde con mucha responsabilidad y muy importante, pero bueno creo que tenía poco que perder. Lo que intenté durante toda la corrida fue estar muy mentalizado, muy metido en la tarde, tratando de disfrutar y de olvidarse de todo, porque uno tiene que intentar abandonarse y quitarse esa presión de la responsabilidad para hacer el toreo que lleva dentro.

Pregunta: Posteriormente, ya en el transcurso de la corrida, y aún siendo muy diferentes entre sí, como corresponde al ser dos toros de encastes muy distintos, tanto el animal de Adolfo Martín como el de José Vázquez sacaron buen fondo y dieron posibilidades de triunfo.

Respuesta: Personalmente tenía mucha ilusión de torear al astado de Adolfo Martín, porque es un encaste peculiar y muy diferente a todos los demás. Cuando un toro de esa ganadería embiste y humilla así, es especial y distinto al resto. Al final, el animal de Adolfo Martín me dejó, por momentos, estar a gusto, cuajarlo y disfrutarlo. En conjunto, tanto el toro de Adolfo Martín como el de José Vázquez me dejaron hacer el toreo que estoy buscando, aunque considero que todavía no se me ha visto con la dimensión que puedo llegar a dar. En las tres tardes de la Copa Chenel, lo primordial ha sido la entrega total, algo que finalmente me ha conducido a ganar el Certamen.

Pregunta: Entrando más en detalle en la faena al toro de Adolfo Martín, enseguida le cogió la distancia, la velocidad, embarcando la embestida con mucha suavidad, casi sin toques, y aguantando además algún que otro parón y alguna mirada que el toro le lanzó, A mi juicio, esa faena tuvo más peso y más rotundidad que la del sexto toro, no sé si usted estará de acuerdo con esta afirmación.

Respuesta: El toro de Adolfo Martín tuvo más movilidad y mayor importancia de cara al aficionado, pero mi segundo toro (de José Vázquez) atesoraba una clase excepcional, si bien también es verdad que duró poco. Por eso, fue por lo que la faena pudo llegar menos a la gente pero también contó con momentos muy buenos, logrando muletazos en los que estuve muy a gusto. Uno de los objetivos de la Copa Chenel ha sido buscar el contraste y la diferencia entre los encastes, y la corrida de Cadalso de los Vidrios fue bastante completa por los dos ganaderos.

Pregunta: Cómo ha conseguido Fernando Adrián no aburrirse a lo largo de estos años, seguir luchando y sacrificándose para cuando llegara la oportunidad, continuar confiando en uno mismo a pesar de no tener contratos a la vista, porque eso no debe ser fácil cuando no hay recompensa en modo de actuaciones en la plaza.

Respuesta: Yo sabía que cuando me llegara esa oportunidad, la aprovecharía. Son muchos años y muchas horas pero la ilusión nunca la he perdido. Si hubiera sido así, no habría seguido. Pienso que en la vida siempre hay oportunidades, y hay saber aprovecharlas cuando llegan.

Pregunta: Entonces se trata de aprovechar todo ese tiempo en el que no se torea, en el que la gente no te puede ver, para analizar y reflexionar sobre aspectos de tu toreo, y de madurar, de crecer como torero y de avanzar en tu personal forma de concebir la tauromaquia, para cuando le vuelvan a poner a uno llamar la atención y dar un golpe encima de la mesa como lo ha hecho ahora.

Respuesta: Madurar tanto en lo personal como en lo profesional es algo fundamental, como también lo es crecer como persona y como torero. En mi caso, ha sido clave darme cuenta y corregir algunos errores que he tenido e intentar, al mismo tiempo, solventarlos y cambiar todo lo malo que he podido tener en años anteriores. Si la Copa Chenel me coge algunos años atrás, no hubiera dado la dimensión que sí que he conseguido ahora.

Pregunta: Por último, ¿Espera que el año 2022 sea el de su confirmación de alternativa en Las Ventas y el de poder sumar un mayor número de contratos aprovechando el buen ambiente con el que ha concluido la temporada 2021?

Respuesta: Sí, el año que viene tendré un inicio de temporada muy bonito, con muchas ilusiones por delante pero tengo un largo invierno y mucho trabajo por hacer. Está claro que tengo que aprovechar este momento, porque será como empezar de cero otra vez.

Foto: Ángel Bravo

A %d blogueros les gusta esto: