Éxito artístico en el festival de Chinchón

Plaza de toros de Chinchón (Madrid). 96º Edición de su Festival Taurino. Casi lleno. Un astado para rejones de Carmen Lorenzo y seis de Antonio Bañuelos para la lidia a pie. Los mejores el de rejones que abrió el festejo y el sexto.

El rejoneador Leonardo Hernández: 1 oreja.

Jesús Janeiro “Jesulín de Ubrique”: 1 oreja.

Curro Díaz: 2 orejas.

José Garrido: 1 oreja.

Álvaro Lorenzo: 1 oreja.

El novillero con picadores Aitor Fernández: Ovación tras dos avisos.

El novillero sin picadores Álvaro de Chinchón: 2 orejas tras aviso.

Al finalizar el paseíllo se ha interpretado el Himno de España.

Por momentos, lluvia intensa que ha dejado el ruedo en mal estado.

Un año más la Plaza Mayor de Chinchón ha vuelto a ser escenario del festival taurino más antiguo y con más solera de todos los que se organizan en el territorio nacional. Entretenido festejo en el que han destacado, fundamentalmente, Curro Díaz, Aitor Fernández, pese al mal manejo de los aceros, y Álvaro de Chinchón.

Abrió la tarde un animal con el hierro de Carmen Lorenzo para el rejoneador Leonardo Hernández que ha estado muy a gusto por momentos, cuajando al astado a lomos de “Enamorado” y “Sol”. Disfrutando de la nobleza y el ritmo de su antagonista y toreando a caballo. Rejonazo algo caído. Una oreja.

Muy templado, tanto con el capote como con la muleta, ha estado Jesulín de Ubrique, cimentando su labor sobre la mano derecha por donde el de Antonio Bañuelos tenía más recorrido. Con oficio y buena técnica el torero gaditano. Estocada trasera y atravesada. Una oreja.

Curro Díaz ha firmado una gran faena ante el tercero de la suelta. Ejemplar noble pero falto de raza y con querencia hacia los adentros. El diestro de Linares le deja la franela en la cara para obligarle a repetir, ligando series de cinco y seis muletazos. Personalidad de Curro Díaz, muy suelto y natural en todo momento. Gran estocada. Dos orejas.

Verónicas con mucho sabor ha dejado en el recibo capotero al cuarto de la tarde, José Garrido. Posteriormente, se lució también con el percal en un quite por chicuelinas de manos muy bajas. Rebrincado y con poca clase llega al tercio final el cornúpeta del hierro burgalés, al que José Garrido lo pasa con mejor aire sobre la mano diestra. Abrocha la faena con manoletinas. Estocada tendida, de la que salió rebotado, y dos descabellos. Una oreja.

Muy dispuesto ha estado Álvaro Lorenzo frente a la res de Antonio Bañuelos que ha sorteado hoy en Chinchón. Y eso a pesar de la brusquedad y la aspereza de éste. Porfiando y queriendo mucho el torero toledano. Estocada trasera y desprendida. Una oreja.

Desde que se ha abierto con el capote interpretando un animoso saludo hasta las ceñidas bernadinas con las que ha cerrado el trasteo muleteril, Aitor Fernández ha dejado una grata impresión. Inicia el trasteo con un pase cambiado por la espalda, al que sigue una tanda de derechazos de rodillas, que provoca que el público entrara de lleno en lo que sucedía en el ruedo. Fijeza, obediencia y humillación han sido las principales virtudes del animal de Antonio Bañuelos, al que torea muy asentado y reuniéndose con la embestida. El fallo con los aceros, deja su actuación sin premio. Ovación tras dos avisos.

El novillero sin picadores Álvaro de Chinchón se ha encargado de poner punto y final al festival. Dos faroles de rodillas ejecuta en el recibo a su antagonista, que no ha estado sobrado de raza, empleándose poco en las telas. Mucha entrega la del torero, que ha puesto todo lo que le ha faltado al astado. Media estocada tendida y un golpe de verduguillo. Dos orejas tras aviso.

Imagen: CMMedia

A %d blogueros les gusta esto: