Eugenio de Mora: “Para mí es una satisfacción compartir cartel el domingo en Toledo con Álvaro Lorenzo y Tomás Rufo”

El diestro Eugenio de Mora comenzó la temporada 2021 el pasado sábado en la localidad de Los Navalmorales y este domingo tiene una cita importante en “su” plaza de Toledo, alternando con otros dos toreros toledanos, como son Álvaro Lorenzo y Tomás Rufo, en una corrida mixta con motivo de la festividad del Corpus Christi.

A pocos días de su vuelta al coso de Toledo, hemos querido charlar con Eugenio de Mora, que nos ha contado las sensaciones y motivaciones que tiene de cara al domingo, relatando también cuáles han sido las bases y los cimientos que han sustentado su carrera, logrando mantenerse en los carteles durante más de dos décadas.

Pregunta: Comenzaste temporada el pasado sábado en Los Navalmorales, ¿Cómo fueron tus sensaciones en esa primera toma de contacto este año con el toro, con el público, con los compañeros…?

Respuesta: En general, fueron positivas. En estas circunstancias tan anormales en las que llevas tanto tiempo sin torear una corrida, siempre hay dudas de verte frente al toro, con el público, con los compañeros…, porque aunque lógicamente sigues preparándote en el campo pero no es lo mismo. En este caso, me encontré bien, con ánimo, y las sensaciones fueron buenas.

Pregunta: ¿Cómo ha sido tu invierno en el campo, en cuanto a tentaderos, toros a puerta cerrada…?

Respuesta: Toros a puerta cerrada no suelo matar muchos, la verdad. Tentaderos de machos he hecho en El Cortijillo, donde Don José Luis Lozano me regaló unos novillos, y en casa de José Berrio (Guadalmena). Por lo que respecta a tentaderos de hembras, sí que he ido a ocho o diez sitios, como El Cortijillo, Sorando, Valdemoro, Nazario Ibáñez…, son lugares donde repito cada año.

Pregunta: Una vez pasado el compromiso de Los Navalmorales, tu pensamiento ya estará puesto en la corrida del domingo en Toledo. Este festejo supone el regreso a la plaza de tu tierra, en una fecha además tan emblemática como el Corpus y formando parte de un cartel integrado totalmente por toros y toreros de Toledo. ¿Cómo afrontas este compromiso?

Respuesta: Con muchas ganas e ilusión. Es un cartel que ha tenido una aceptación muy buena, que ha gustado bastante a la afición. Para mí, es una responsabilidad grande porque voy a torear con dos toreros muy jóvenes, que tienen un nivel muy alto en la plaza. Es una responsabilidad, como te digo, pero a la vez también una ilusión porque es la plaza de mi tierra, donde me hice matador de toros y donde he cosechado triunfos importantes. Otro factor a tener en cuenta es que la corrida pertenece a la Casa Lozano. La verdad es que el compromiso me genera cierta preocupación, porque no quiero estar por debajo de lo que yo mismo espero de mí.

Pregunta: Con el añadido además que la corrida será televisada por las cámaras de CMMedia.

Respuesta: Pues sí. De todos es sabido que muchas corridas que ahora se programan, no podrían darse sin el apoyo de la televisión regional. Por eso, hay que pensar que no sólo te están viendo las personas que están en la plaza sino mucha más gente, conociendo además que las cifras de audiencia de las retransmisiones están siendo muy buenas.

Pregunta: Supongo que para ti tendrá un aliciente especial alternar y rivalizar con dos toreros, como Álvaro Lorenzo y Tomás Rufo que están en las Ferias y que tras su paso por la Feria de San Isidro de Vistalegre están en boca de todos los aficionados. ¿Te motiva particularmente competir y medirte con ellos?

Respuesta: Me motiva y también los temo un poco, porque están en un nivel muy bueno. Ellos son mucho más jóvenes que yo pero cada uno tenemos nuestras armas. Me motiva y a la vez me preocupa, porque están en un momento extraordinario y para mí es una satisfacción estar en un cartel con ellos.

Pregunta: Aunque a lo largo de tu carrera has hecho muchos paseíllos en Toledo, donde tomaste la alternativa en 1997, ¿ Anunciarse en Toledo supone para Eugenio de Mora un plus más de responsabilidad y de nervios?

Respuesta: En lo personal y en la satisfacción de uno mismo, sí que es una tarde con una responsabilidad grande. Lo que yo busco es estar lo mejor posible cada día que toreo, que en este caso es el domingo.

Pregunta: Aunque a nivel de que puedan salir nuevos contratos, Toledo no tiene el peso indudablemente de Las Ventas o la Maestranza, ¿ Tiene para ti una carga especial al estar ante tus paisanos, ante tu gente?

Respuesta: Toledo siempre ha supuesto para mí esa carga extra de presión. Por un lado, si cortas las orejas es lo que la gente espera de ti pero en una tarde de toros nunca se sabe lo que va a pasar. Hay veces que he llegado a Toledo en momentos muy buenos, después de triunfar en Madrid o en Sevilla, y el público de aquí quería verme a ese nivel. En los años en los que no he actuado en el Corpus de Toledo, he tenido cinco o seis tardes bastante buenas en Madrid, entonces eso hace que la afición espere que yo alcance esa altura, a la que estuve en Las Ventas.

Pregunta: Después de tantos años en la profesión, ¿Cómo se consigue mantener la ilusión y la atención de los aficionados en ti?

Respuesta: Con mucha afición. A mí me gusta mucho mi profesión, me gusta torear, y al final tú transmites eso. Cuando yo empezaba, nunca pensé que iba a estar 20 o 25 años en activo, mi planteamiento era aprovechar al máximo las oportunidades en cada temporada que afrontaba. Yo siempre he pensado en el corto plazo, en estar muy bien en la actuación más inmediata que tuviera. Así, de esta forma, ha habido momentos en los que han llegado éxitos y en otras ocasiones han venido problemas y percances. Entonces, mi objetivo era únicamente el poder superarlos. Nunca me he puesto metas como estar toreando durante 25 años o sumar 1.000 corridas. Mi idea ha sido siempre centrarme en lo más póximo, en lo que tenía seguro.

Pregunta: Después de tanto tiempo, ¿Cómo logras no aburrirte, seguir en la lucha, en el sacrificio diario que debe de llevar un torero?

Respuesta: Para mí no es ningún sacrificio porque cuando algo te gusta dedicarle mucho tiempo a querer mejorar, a dar ese poco más, incluso cuando mucha gente pensaba que ya no podías dar más de sí, no es ningún sacrificio. Hace siete u ocho años en Madrid tuve las cosas muy difíciles, de hecho hubo un par de años que no me contrataron. Si yo me hubiera aburrido entonces, no habrían llegado después los cinco o seis toros que he podido cuajar. La clave de todo es, no conformarse.

Pregunta: En estas temporadas tan extrañas y tan raras, como la de 2020, y en parte también la de 2021, ¿Qué es lo que más echa de menos un torero?, ¿El público, la rivalidad con los compañeros en la plaza, el miedo, la responsabilidad de una tarde importante…?

Respuesta: El año 2020 tan sólo pude torear tres corridas pero casi puedo decir que fui un privilegiado porque hubo compañeros que no torearon nada. A pesar de que yo sí que pude torear, la atmósfera era muy negativa, muy extraña, porque hasta dos días antes de un festejo no sabías si se iba a autorizar o no. Realmente, lo importante no era lo que pasara delante del toro ese día, ya que para lo único que servía era para tu satisfacción personal. Pero todo era muy negativo. Esta temporada, la cosa es algo distinta, si bien aún no termina de coger ritmo. Toreros con una amplia trayectoria profesional como yo, que hemos conocido épocas muy gloriosas del toreo, en las que por ejemplo yo actué 50 o 60 tardes en una temporada, dejando de lado otras 20 corridas, y comprobar que en veinte años ha ido todo tan a menos, pues nadie lo esperaba. Pero siempre hay que ser optimistas, pensar que el toreo irá poco a poco cogiendo fuerza. Actualmente, hay toreros jóvenes muy importantes que son los que tienen que llevar gente a la plaza y los que tienen que tirar del carro.

Pregunta: ¿De lo que suceda el domingo en Toledo depende que el nombre de Eugenio de Mora aparezca más o menos veces anunciado en los carteles en esta temporada?

Respuesta: No creo, la verdad. Ahora mismo hay cosas habladas para el verano, que imagino que se terminarán haciendo porque aquí en mi tierra soy un torero que tengo mis seguidores, que tengo mi nombre. La tarde del domingo es más una satisfacción personal.

Pregunta: Dentro de lo malo de esta situación que se está viviendo con la pandemia, la parte positiva es que ahora se valoran y se disfrutan mucho más los pequeños detalles, como por ejemplo un entrenamiento, un tentadero, el enfundarse el traje de luces…

Respuesta: Sí, claro. Esta situación hace que se pueda considerar un privilegio actuar el domingo en Toledo o haberlo hecho el pasado sábado en Los Navalmorales.

Por último, el matador de toros toledano quiere mandar un mensaje de ilusión, de optimismo, dentro de que el momento actual es difícil pero también piensa que ya ha pasado lo peor. Hay que mirar hacia el futuro, sobre todo para que puedan salir toreros nuevos, y aficionados jóvenes, con certámenes como los organizados en Villaseca de la Sagra,”Alfarero de Oro” y “Alfarero de Plata”, tanto para novilleros con caballos como sin picadores o también el de “Promesas de Nuestra Tierra”, que ya está en marcha en su edición de 2021. Se trata, en definitiva, de que la Tauromaquia pueda avanzar y salir de esta situación que vive actualmente. Y para ello, afirma Eugenio de Mora, hay que ir todos a una: toreros, ganaderos, público… Otra cuestión abordada en la charla, fue el enorme costo que supone la organización de festejos taurinos en los pueblos por parte de un empresario, algo que habría que reconducir, manifestó, porque todo el gasto no puede recaer siempre en el bolsillo de un empresario o de un Ayuntamiento, ya que un día puede perder dinero pero al final, lógicamente, terminará por no dar toros. Por tanto, aunque todo el mundo quiere estar en las grandes ferias de la temporada taurina (San Isidro, Abril, Fallas, Sanfermines, Aste Nagusia….) la base de la Tauromaquia está en los pueblos, y en el pueblo, sin ellos no hay futuro posible.

Foto: Teseo Comunicación

A %d blogueros les gusta esto: