Emilio de Justo: Puerta Grande en Azpeitia al valor y la torería.

Azpeitia, 29 de Julio de 2018 | Se lidian toros de Ana Romero muy igualada y bien presentadas aunque desiguales en el juego y en la que destaca el segundo y quinto de la tarde que fueron aplaudidos en el arrastre. Para los diestros Emilio de Justo, de azul rey y oro (palmas y dos orejas), Juan del Álamo blanco y plata (Oreja y palmas) y Luis David Adame de salmón y oro (Silencio y silencio).

No tuvo opciones Emilio de Justo en el primer toro de la tarde un animal noble de Ana Romero, falto de celo y raza y que por si fuese poco terminó lesionándose una de sus pesuñas, estuvo muy firme el espada y mató de estocada completa, oyendo palmas en a su labor. El cuarto de la tarde fue devuelto a los corrales por inválido.
Muy firme comenzó Emilio de Justo su labor con la muleta en el cuarto bis, con unos doblones muy toreros ganándole los terrenos al de Ana Romero hasta llevárselo a los medios. Ya en estos terrenos se echó los trastos a la mano izquierda para ofrecer una larga tanda de muletazos de regusto, por el derecho tenía el animal mayor transmisión, lo que permitió al diestro conectar con los tendidos en una faena repleta de templanza, muy medida en su duración, remató la faena con unos elegantes naturales antes de matar al toro de una contundente estocada de la que salió prendido, aunque sin consecuencias. Dos orejas y palmas al toro en el arrastre.

En el segundo toro de la tarde un animal encastado con muchas teclas, con el que el Juan del Álamo estuvo firme y construyendo una faena de gran pozo en la que destacaron dos series con la mano derecha de largura y profundidad. Pasaportó al animal de una gran estocada que le valió la oreja del astado que fue aplaudido en el arrastre.
Ya con el quinto de la tarde en el redondel comenzaba Juan del Álamo con lances de gran lentitud para sacar a los medios al astado. Ya con la mano derecha ofreció una primera tanda de gran largura, apuntaba el astado a quedarse corto en las embestidas por el pitón izquierdo, como así se vio cuando el diestro cogió la franela por esa mano, por ahí construyó una faena con muletazos de uno en uno, llenos de recursos técnicos y gran valor, buscándole la distancia justa, para evitar la protesta del animal. Tras “mete y saca” que le hicieron perder un mayor y merecido premio, media estocada tendida (Palmas) y palmas al toro en el arrastre.

Con el tercero de la tarde no tuvo suerte Luis David Adame, un animal complicado que demostró poco recorrido en sus embestidas, intentando salir de cada envite con la cara por encima del estaquillador, intentó ligar algunas tandas el diestro, sin encontrar nunca la conexión con los tendidos. Estuvo muy mal con los aceros el mejicano que tras repetidos intentos mató de un pinchazo hondo. Silencio.
Ya con el que cerraba plaza un animal de poca transmisión, que peco de andarín y que se orientó con prontitud tiró Luis David, de recursos: trincherazos y molinetes, para construir la escasa faena que el de Ana Romero le permitió, comenzó dubitativo la faena el diestro mejicano abusando de quizás de no pisar demasiado los terrenos del astado; pero cogió vuelos la faena en el campo del valor para terminar con unas ajustadas bernadirnas. Tras estocada trasera y atravesada pasaportó al animal al cuarto intento con el descabello. Silencio.

Foto Captura Javier Carabias.

 

A %d blogueros les gusta esto: