El valor de Juan Leal conquista Bilbao

Plaza de toros de Vista Alegre de Bilbao. Octava de las Corridas Generales. Media entrada. Astados con la divisa de Fuente Ymbro, de comportamiento variado, más ásperos y bruscos los tres primeros y más nobles y templados en sus embestidas los tres últimos. Los mejores 2º y 5º.

Juan Serrano “Finito de Córdoba” (Burdeos y azabache): Silencio y Silencio.

Juan Leal (Cardenal y oro): 1 oreja y 1 oreja con fuerte petición de la segunda.

José Garrido (Rosa palo y oro): Palmas tras aviso y Silencio tras aviso.

Corrida de Fuente Ymbro que ha mantenido en todo momento el interés de los espectadores, puesto que todo lo que se le ha echo a los toros ha tenido trascendencia e importancia.

El mejor lote se lo ha llevado Juan Leal, que ha sabido aprovecharlo para cosechar un sonoro triunfo en Bilbao. Su primero no se ha entregado de salida en el capote, apretando hacia adentro tras el paso por el caballo. Quite por chicuelinas de José Garrido, que abrocha con buena media. Muy suelto e incierto llega al tercio final, algo que poco importa a Juan Leal que inicia su faena con un pase cambiado por la espalda en el mismo platillo del coso de Vista Alegre. Los mejores pasajes del trasteo del torero francés llegan al torear al natural, consiguiendo muletazos largos, profundos y rematados por debajo de la pala del pitón. Seguridad, firmeza y mucho valor el que ha exhibido con éste y con el otro Juan Leal, que le forma un lío al de Fuente Ymbro en la distancia corta. Estocada algo delantera. Una oreja.

El quinto ha sido manejable, con nobleza, si bien le ha costado humillar. Juan Leal, que se planta de hinojos en el centro de la plaza para comenzar toreando en redondo con la mano derecha, se acopla muy bien a la embestida de su antagonista, logrando buenas series por ambos pitones, sobre todo de un gran temple. Nuevamente, en la parte final de su labor se mete entre los pitones, donde se siente muy cómodo el diestro galo, cerrando por ceñidas bernadinas. Estoconazo fulminante. Una oreja con fuerte petición de la segunda.

El primer toro de la tarde no ha sido nada fácil, ya que por el pitón derecho tendía a meterse por dentro mientras que por el izquierdo punteaba el engaño, siempre con cierta aspereza. Muy dispuesto y entregado Finito de Córdoba, que con oficio ha firmado una faena de peso dado el oponente que tenía enfrente. Estocada desprendida. Silencio.

El cuarto ha tenido mucha mejor condición pero le faltado mayor fuerza para seguir los trastos. Bien Finito de Córdoba que, sobre todo por el lado derecho, le ha hilvanado varias series en las que intenta y consigue alargar el viaje del cornúpeta. La falta de continuidad debido a que el toro perdía las manos, ha impedido que el trasteo alcanzara más altura. Pinchazo y estocada. Silencio.

Dos buenos puyazos ha dejado sobre el morillo del tercero de la suelta Óscar Bernal. Muy suelto y correoso en el segundo tercio, sobresaliendo el meritorio tercer par colocado por Antonio Chacón. El ejemplar de Fuente Ymbro ha ido a peor conforme avanzaba la lidia, con falta de clase y con unas embestidas muy cambiantes. Firme y dispuesto José Garrido que ha acertado a tocar en cada momento la tecla que le pedía el toro. Se pone muy molesto a la hora de cuadrarlo para entrar a matar. Con habilidad deja Garrido un espadazo en buen sitio. Palmas tras aviso.

El sexto se ha desplazado más en el capote del torero extremeño, que lo lleva galleando al caballo. Comienza Garrido su faena con ayudados por alto de rodillas ante un animal que al final del muletazo se distraía. Para intentar corregir ese defecto, le obliga José Garrido por bajo, para provocar que se le quedara en la franela. Al apretar al toro, éste se raja. Al igual que sucedió con el primero de su lote, resulta laboriosa la tarea de cuadrarlo para la suerte suprema. A causa de esas dificultades presentadas, falla con la espada Garrido. Silencio tras aviso.

Fotos: Prensa BMF Toros – Casa Chopera

A %d blogueros les gusta esto: