El toreo al ralentí de Calita destaca en Castellar de Santiago

Plaza de toros de Castellar de Santiago (Ciudad Real). Un tercio de entrada. Cinco ejemplares con el hierro de Santa Ana y uno (5º) con el de Virgen María. Bien presentados y manejables, con dos toros, 4º y 5º, de gran clase y ritmo. El 4º, “Pianista”, nº 78, de pelo negro, ha sido premiado con la vuelta al ruedo.

Ernesto Javier Tapia “Calita” (Verde agua y oro): Aplausos y 2 orejas tras aviso.

Fernando Tendero (Azul marino y oro): 1 oreja tras aviso y 1 oreja tras aviso.

Mario Sotos (Blanco y oro), que tomaba la alternativa: 2 orejas y 1 oreja tras aviso.

Dos toros de una extraordinaria clase, uno con el hierro de Santa Ana y otro con el de Virgen María, han sobresalido del conjunto lidiado esta tarde en la plaza ciudadrealeña de Castellar de Santiago.

Ya con el capote ha dejado su sello ante ese cuarto astado Calita, destacando la media de remate. Poco a poco, con paciencia y confiando mucho en las cualidades que el toro había mostrado durante toda la lidia, el torero mexicano ha cuajado una faena soberbia, dejándole la muleta siempre muerta adelante para que el animal de Santa Ana la tomara y tirando de su embestida con un temple y una despaciosidad sensacionales. Muletazos al ralentí por uno y otro pitón, muy a gusto Ernesto Javier, encajado y dejando que el toreo le brotara con naturalidad de sus muñecas. Obra para el recuerdo de Calita hoy en Castellar de Santiago. Pinchazo y estocada atravesada. Dos orejas tras aviso para el diestro de México y vuelta al ruedo para “Pianista”.

El quinto, único del sexteto con el hierro de Virgen María, ha sido otro ejemplar que ha tenido calidad y ritmo a la hora de acometer. Fernando Tendero ha estado a gran altura con él, toreando con profundidad y asentamiento de plantas. Los mejores momentos del trasteo del matador de Villarta de San Juan han llegado con la mano zurda, con muletazos de gran lentitud. Torería en los ayudados de cierre. Pinchazo y estocada con travesía. Una oreja tras aviso.

El segundo de la tarde no ha estado sobrado de raza, desentendiéndose a la salida de cada muletazo. Templado y dispuesto Calita, que hilvana una faena en la que ha brillado el encaje y la personalidad del diestro azteca. Marra con los aceros. Aplausos.

Una oreja tras aviso ha paseado en el tercero de la suelta, Fernando Tendero. El cornúpeta de Santa Ana ha sido noble, aunque soso y con poca clase y ritmo. El espada manchego ha intentado hacerle siempre las cosas bien, buscando la colocación idónea para que su antagonista acometiera. Estocada en buen sitio y dos descabellos.

Mario Sotos ha cumplido hoy el sueño que cualquier joven tiene al iniciarse en la profesión, tomar la alternativa. El toro del doctorado no ha colaborado demasiado con el nuevo matador, soso, falto de transmisión y con poco recorrido. Las series sobre la mano izquierda han alcanzado las mayores cotas artísticas del trasteo del torero conquense. Culmina su labor de un gran espadazo y corta las dos orejas.

Con voluntad y enfibrado, poniendo lo que su oponente no tenía, ha estado Mario Sotos frente al sexto de la corrida, noble pero con poca calidad en la embestida. Firme y decidido, Mario Sotos, que remata al de Santa Ana de un pinchazo hondo y un golpe de verduguillo, paseando un trofeo tras un recado presidencial.

El toro de la alternativa de Mario Sotos atendía por “Piñonate”, estaba marcado con el nº 93 y era de pelo negro.

Foto: Julio César Sánchez

A %d blogueros les gusta esto: