El temple de Álvaro Lorenzo y la disposición de Ginés Marín, premiados con una oreja en Sevilla

Real Maestranza de Caballería de Sevilla. 9ª Corrida del Abono de la Feria de Abril. Más de media plaza. Astados de Juan Pedro Domecq (1º, 2º, 3º y 4º) y Parladé (5º y 6º). Los mejores los dos últimos, el quinto con más clase, sobre todo por el pitón derecho, y el 6º, con mucha transmisión y movilidad pero con más genio que bravura.

Daniel Luque (Blanco y oro): Saludos tras petición y Saludos tras petición.

Álvaro Lorenzo (Azul noche y oro): Silencio tras aviso y 1 oreja.

Ginés Marín (Nazareno y oro): Silencio y 1 oreja con petición.

Incidencias: Durante la lidia del segundo y del tercer toro ha caído la lluvia, por momentos, con cierta intensidad sobre la Real Maestranza, poniendo, nuevamente, el ruedo en unas condiciones difíciles para torear.

La corrida, en parte, ha estado condicionada por el estado del ruedo, muy resbaladizo, tanto para los toros como para los toreros, y también, y en mayor grado, por el pobre juego ofrecido por los cuatro toros jugados en los primeros lugares.

Daniel Luque, obligado a saludar por el respetable antes de que apareciera por chiqueros el primero de la tarde, ha sorteado por delante a un toro limitado de raza, que le ha permitido, eso sí, mecer el capote por verónicas muy lentas en el recibo. Con mucha suavidad y temple le ha tratado siempre el torero de Gerena, llevándolo a su altura, ya que el animal tampoco humillaba. Muy firme y seguro Daniel Luque, tragándole algunas miradas a su antagonista y que en ocasiones se le viniera por dentro. Al final del trasteo se pega un arrimón. Gran espadazo. Saludos tras petición.

El cuarto ha empujado con clase al peto, realizando una buena pelea. Posteriormente, en la faena de muleta, el toro de Juan Pedro Domecq se ha quedado muy corto en su embestida, además de forma deslucida y descompuesta. Disposición y entrega de Daniel Luque, que se ha pasado una y otra vez por la barriga los pitones de “Fusilero”. Estoconazo. Saludos tras petición.

El segundo de la suelta se le ha frenado de salida a Álvaro Lorenzo en el capote, algo que ha seguido haciendo después, pensando y midiendo mucho. Al natural ha firmado el torero toledano los mejores pasajes del trasteo, esperando a que el animal metiera la cara en el engaño y tirando de él templadamente. Buen pulso y mucha firmeza en las muñecas de Álvaro Lorenzo. Media estocada en buen sitio y descabello. Silencio tras aviso.

El quinto ha tenido otra condición, fijeza, franqueza, transmisión y profundidad en su embestida, sobre todo por el pitón derecho, puesto que por el izquierdo tenía menos ritmo y se ceñía más al cuerpo del matador. Templado y reunido, por momentos con él, Álvaro Lorenzo, en una faena, también es cierto, de altibajos. Finaliza la misma con unas bernadinas. Estocada corta en lo alto. Una oreja.

El tercero ha sido, seguramente, el astado con menos opciones de triunfo de la corrida, falto de fuerza y de raza, tendía a protestar y a defenderse. Voluntad y disposición de Ginés Marín, poco más cabía hacer con este burel. Dos pinchazos y estocada. Silencio.

El sexto no se ha dejado torear con el capote de salida pero después, con dificultades, ha transmitido mucha emoción a los tendidos en el tercio final. El toro, de Parladé, ha tenido más genio que bravura, de hecho ha terminado en la puerta de chiqueros, moviéndose bastante pero también dando cabezazos y tirando gañafones a la tela roja. Actuación muy importante y seria de Ginés Marín, que a base de firmeza, valor, mando y entrega ha logrado hilvanar un quehacer de gran interés, en el que ha dado una medida perfecta del buen momento por el que atraviesa. Ha concluido su labor con unas bernadinas de enorme exposición, por el terreno que ha pisado, en la misma puerta de chiqueros. Estocada entrando con rectitud. Una oreja con leve petición de la segunda.

Por lo que respecta a las cuadrillas, señalar el gran mérito que han tenido todos ellos teniendo en cuenta el piso plaza. De los picadores subrayar los buenos puyazos recetados por Alonso Sánchez en el quinto y Agustín Navarro en el sexto. De igual forma, han sobresalido en labores de lidia Andrés Revuelta en el segundo y Curro Javier en el quinto, y con los rehiletes, Juan Contreras en el primero, Curro Javier en el segundo, Rafael Viotti en el tercero y Antonio Manuel Punta en el sexto.

Fotos: Arjona / Pagés

A %d blogueros les gusta esto: