El Rafi sale a hombros por la Puerta de los Cónsules en Nimes

Coliseo Romano de Nimes. Primera corrida de las programadas en este mes de junio. Tres cuartos de entrada. Ejemplares de Victoriano del Río, de juego variado y dispar. Los mejores 1º y 6º.

Antonio Ferrera (Azul pavo y oro): 1 oreja y Silencio.

Juan Ortega, que confirmaba alternativa: (Burdeos y azabache): Silencio y Silencio.

El Rafi, que confirmaba alternativa: (Rosa palo y oro): 1 oreja tras aviso y 2 orejas.

Antes de que saltara al ruedo el primer toro de la tarde, los tres matadores fueron obligados a saludar por el respetable.

El Rafi ha sido el claro triunfador de esta primera corrida de Nimes, gracias a sortear el mejor lote de los animales enviados por Victoriano del Río. Antonio Ferrera ha estado durante toda la tarde con mucho oficio y Juan Ortega no ha tenido opciones de lucimiento con ninguno de los astados de su lote.

El primero del festejo, con el que ha confirmado alternativa El Rafi, ha sido un animal bravo y exigente, con el que el nuevo matador francés se ha ido acoplando poco a poco, molestado por el viento, en el transcurso de la faena de muleta. Los mejores momentos del trasteo han llegado con la mano derecha, ligando los muletazos y conectando mucho con el tendido. Faena a más ante un toro agradecido, con buen fondo. Gran estocada. Una oreja tras aviso.

El sexto ha sido, con diferencia, el mejor toro del sexteto. Cornúpeta con recorrido, transmisión, fijeza y clase, galopando tras el engaño, con mejor condición por el pitón derecho. El Rafi ha ofrecido frente a él una importante dimensión. Lo ha saludado de forma vibrante con el capote, ejecutando un vistoso y ajustado quite por lopecinas después del paso por el peto. Ya en la faena de muleta, ha sabido aprovechar a la perfección las virtudes que tenía su antagonista, dejándoselo venir desde largo, para después reunirse con la embestida. Largos y profundos los pases de pecho con los que ha abrochado las tandas, sobre todo las instrumentadas con la mano derecha. Remata el trasteo con manoletinas. Estoconazo. Dos orejas.

Antonio Ferrera ha paseado un trofeo del segundo de la función, un burel noble y con una buena embestida por el pitón izquierdo. Con oficio, técnica, temple y una buena dosis de gusto, le hilvana una faena que siempre ha conseguido mantener la atención de los espectadores. Estocada desprendida, entrando a matar desde muy largo y acercándose paso a paso al toro. Una oreja.

El cuarto ha sido noble pero falto de raza y de empuje. Muy dispuesto y poniéndolo todo Antonio Ferrera, logrando algunos naturales de mérito, sin exigirle por abajo ni ligarle los muletazos a su oponente. Estocada entera. Silencio.

El peor lote de la tarde, se lo ha llevado Juan Ortega, que apenas ha podido dejar algún muletazo suelto. El tercero se ha metido por dentro de salida con el capote, algo que han repetido varios de los toros que han pisado hoy la arena del Coliseo de Nimes. En el último tercio, se para y se raja, viéndose obligado el diestro sevillano a marcharse a por la espada. Tres intentos con la tizona de Juan Ortega. Silencio.

El quinto ha hecho lo mismo con el percal que el anterior toro del lote de Juan Ortega, es decir, ceñirse al cuerpo de su matador. Con la mano derecha, ha conseguido el torero hispalense robarle algún que otro muletazo estimable pero el astado no tenía entrega ni raza, sin terminar nunca de venir metido en los engaños que se le presentaban. Pinchazo y estocada. Silencio.

En el apartado de las cuadrillas, señalar la labor con el capote en la lidia de Rafael Viotti en el primero y de Andrés Revuelta en el quinto. Con las banderillas, ha sobresalido Rafael Viotti en el sexto, desmonterándose ante la ovación del público.

Fotos: Philippe Gil Mir – Asociación Nacional de Fotógrafos Taurinos

A %d blogueros les gusta esto: