El novillero Borja Collado dice adiós a los ruedos

El novillero con picadores valenciano Borja Collado ha manifestado, a través de la red social Instagram, su decisión de dejar de torear. La última tarde en la que hizo el paseíllo fue el pasado 25 de julio en el festejo que abría la Feria de Julio de Valencia, en la que cortó una oreja. Esta tarde estaba anunciado en la plaza jienense de Navas de San Juan.

El mensaje íntegro de Borja Collado es el siguiente:

En verdad no acaba, lo que acaba es mi carrera, aquella que empecé con 11 años, lleno de inocencia, de sueños por cumplir, y con muchas ganas de descubrir un mundo nuevo.

Ha sido muchísimo lo que he vivido dentro del mundo del toro, tal vez demasiado para que esta decisión no me vaya a doler y a pesar durante el resto de mi vida, pero he decidido que hasta aquí, me voy con la conciencia tranquila de que todas las veces que me he vestido de luces ha sido sin engañarme a mí mismo, yendo a la plaza sabiendo todas las consecuencias que podría acarrear no volver a entrar por la misma puerta de esos hoteles que huelen a torería, pero he decidido poner punto y final a mi andadura en lo profesional en el mundo del toro, no por nada en especial y por TODO a la vez…

Han sido muchos los momentos, las experiencias y los ratos que durante toda mi vida recordaré como los mejores de ella, muchísimas las personas conocidas, los lugares visitados, y los valores aprendidos.

Hoy he decidido decir adiós, pero sobre todo quiero daros las gracias, por haberme acompañado hasta aquí de manera incondicional, con toda vuestra verdad, la misma que trataba de devolveros yo en la plaza, no me jugaré la vida más delante de un toro, ahora mismo necesito ordenarla un poco, lo que tengo muy claro que en lo que haga pondré las mismas ganas y los mismos cojones que traté de echar en esto.

Gracias por este bonito camino, me habéis hecho sentir un afortunado al sentir tanta gente a mi lado, me considero un privilegiado por haber recibido consejos vuestros, mensajes, muestras de cariño, críticas… En fin, me siento un privilegiado de que el mundo del Toro os haya puesto en mi camino, nunca nada me hará más feliz que torear, y tal vez me vaya a sentir vacío el resto de mi vida, pero prometo defender nuestra fiesta a uñas y dientes, la misma que es capaz de conmover a una plaza llena con dos seres jugándose la vida en el centro del platillo.

Seguirán volando muchas golondrinas, seguirán habiendo tréboles de cuatro hojas… GRACIAS POR ESTOS AÑOS Y ESTA VIDA.. la misma que siempre he visto tan y tan BELLA, vivir sin torear no es vivir y ahora no sé cómo viviré el resto de mi vida…”

Foto: Carlos Gómez “Litugo” – Teseo Comunicación

Prensa Borja Collado

A %d blogueros les gusta esto: