El Coso de Sutullena de Lorca se convertirá en un espacio polivalente

Gracias a una inversión por parte de la Comunidad Autónoma de más de 1´7 millones de euros, dentro del Plan Director, se recuperará este emblemático monumento llamado a convertirse en un referente de la vida local. Una vez contratadas las obras, el plazo de ejecución de la remodelación rondará los 12 meses

El alcalde de Lorca, Fulgencio Gil, junto a la consejera de Turismo y Cultura de la Comunidad Autónoma de Murcia, Miriam Guardiola, dieron a conocer en la noche de ayer el proyecto de recuperación del Coso de Sutullena de Lorca en una Aula de Cultura de CajaMurcia abarrotada de aficionados al toro, vecinos y representantes de colectivos sociales del municipio.

El primer edil destacó que “se trata de un momento histórico para la ciudad de Lorca por lo que supone la recuperación de su plaza y su puesta en valor tras los terremotos de mayo de 2011. Pero lo que presentamos no es una simple recuperación, sino que se trata de un ambicioso proyecto que tiene por objetivo convertir al Coso de Sutullena en una herramienta a disposición de la dinamización cultural, social y de ocio de nuestra ciudad. La plaza es un símbolo, es un monumento, pero ahora va a ser un espacio polivalente que multiplique la agenda cultural y enriquezca iniciativas de gran valor”.

Los arquitectos redactores del proyecto explicaron que los daños provocados por los terremotos fueron cuantiosos, por lo que la reforma se iniciará por la consolidación y recuperación, adaptando el coso a las nuevas normativas culturales y de espacios públicos. Para ello se modernizarán los servicios y funciones, reubicando vomitorios, mejorando y ampliando los accesos e incrementando de manera significativa la comodidad de las localidades, tanto del tendido como del palco, convirtiéndolo en un espacio escénico polivalente, funcional y muy confortable, aunque ello suponga una pérdida de aforo. Toda esta modernización se realizará sin afectar a la estética de la plaza, intentando que el aspecto se asemeje lo máximo posible a su estado original, para lo que se reutilizarán los elementos no dañados. Pero más allá de las actuaciones de todo tipo que pueda albergar, el Coso de Sutullena va a destacar por su polivalencia, albergando hasta 4 espacios de distintos tamaños que se podrán destinar tanto al comercio como a la hostelería; los mismos podrán hacer uso del ruedo, lo que incrementará su atractivo, pero también facilitará su uso por lorquinos y la visita por parte de turistas. El acceso se podrá realizar directamente desde el exterior con la particularidad de que se aprovechará la propia estructura de la plaza para incrementar el atractivo de los locales, en los que habrá un ventanal que dará directamente al callejón. También estarán conectados entre ellos a través de un anillo circular.

En la transformación se pretende musealizar parte del coso, ofertando la visita a la capilla o la enfermería, entre otros espacios de valor. También se habilitará una pasarela sobre los toriles para que los aficionados puedan acudir a contemplar los ejemplares que serán toreados previamente a la corrida. El Club Taurino de Lorca también contará con un local permanente para el desarrollo de sus actividades y reuniones.

Entre las mejoras hay que destacar las medidas de seguridad y accesibilidad, la habilitación de camerinos y la preparación de todos los sistemas tecnológicos pertinentes para la realización de eventos musicales, culturales o deportivos. Una vez sean contratadas las obras de renovación, el plazo de ejecución rondará los 12 meses.

Reseña histórica de un coso centenario
Las gestiones para la construcción de este inmueble comenzaron a finales de 1891 sobre planos del arquitecto Justo Millán y su inauguración tuvo lugar el 29 de junio de 1892, con ganadería del Duque de Veragua que torearon los diestros Rafael Molina “Lagartijo”, Antonio Reverte y Rafael Guerra “Guerrita”.

Las obras de restauración del coso se llevaron a cabo, con las estrecheces propias de la posguerra, entre 1941 y 1945, año este en que volvió a funcionar con una corrida inaugural celebrada el 2 de septiembre. Dirigió las obras de recuperación como arquitecto Daniel Carbonell, como aparejador José Vallejo y la empresa encargada de la reconstrucción fue Mato Alberola.

Prácticamente toda la obra interior hubo de ser rehecha o retocada, renovando por completo el graderío y los accesos y perdiendo en esa reforma la balconada superior. El tejado de la grada superior que hoy existe se construyó a dos aguas, vertiendo también hacia el interior de la plaza.

Tras su reinauguración, el Coso de Sutullena ha seguido cumpliendo con su función de coso taurino, añadiéndosele el de lugar idóneo para la celebración de otros muchos espectáculos tales como cine, actuaciones musicales, grandes conciertos, cabalgatas de Reyes, exhibiciones ecuestres y de enganches, eventos deportivos de toda clase, ferias comerciales, recepción de autoridades y personalidades, y celebración de eventos multitudinarios en general que la han convertido en un verdadero recinto polivalente y multiusos, prestando importantes servicios al Municipio, vivos y presentes en el recuerdo de muchos lorquinos.

Los terremotos de 2011 volvieron a poner la Plaza de Toros en un estado parecido al que presentaba tras la finalización de la guerra civil. Se acometieron entonces algunas actuaciones de urgencia para evitar daños a la vía pública y el derrumbe de algunas partes del edificio, quedando a la espera de unas necesarias obras de recuperación y mejora.

Cuenta con grado 2 de protección y se encuentra enclavada en un espacio privilegiado a apenas unos metros del centro urbano de Lorca, en las Alamedas. En junio de 2018 fue adquirido por el Ayuntamiento de Lorca para que todos los lorquinos fueran los propietarios de tan valioso monumento. Para hacer posible la restauración, la Comunidad Autónoma invertirá más de 1´7 millones de euros, dentro del Plan Director para la Recuperación del Patrimonio Cultural de Lorca.

Prensa Excmo. Ayto. de Lorca

A %d blogueros les gusta esto: