Dos orejas y Puerta Grande al espectáculo de Diego Ventura.

Sergio Galán no tuvo opciones ante el manso primero, de nombre Marqués, que no tuvo transmisión ni emoción alguna. El público estaba frío, algo raro en la tradicional corrida de rejones. Actuación aseada que remató de un rejón de muerte.

Ante el segundo, Diego Ventura sacó su artillería pesada a lomos de Nazarí y consiguió poner Cuatro Caminos a sus pies en el segundo tercio.  Actuación espectacular y emocionante del de La Puebla del Río a lomos de Lío.Concluyó la faena con Remate, luciéndose con las banderillas cortas. Falló con el acero perdiendo el triunfo que había acariciado.

Ante el tercero, Leonardo Hernández cuajó una actuación a más con un toro que manseó. Tras un vibrante tercio de banderillas y hermosas cabriolas, el extremeño consiguió el calor del público santanderino en una faena que también marró con el rejón de muerte teniendo que rematar la faena a pie con el descabello.

Sergio Galán logró cortar una oreja ante el cuarto, premiándosele la templanza y el saber del rejoneador que consintió a su segundo en todos los tercios. El de Los Espartales fue a menos pero el caballero de Cuenca supo aprovechar las pocas embestidas que le ofreció el toro para armar una actuación que fue premiada finalmente.

Diego Ventura revolucionó Cuatro Caminos ofreciendo al público lo que le pidió desde el paseíllo: espectáculo. Brasileño, un buey de 615 kilos se apagó a medida que pasaban los tercios, pero el de La Puebla de Río, crecido como estaba, se recreó en una faena sobre el astado con la que conquistó al público. Lambrusco, Importante, Bronce, Dólar y Remate fueron los caballos toreros protagonistas de una pletórica actuación. El último par de banderillas con Dólar fue vibrante y espectacular, sin el bocado y a dos manos con el que puso literalmente boca abajo la plaza. Dos orejas y primera puerta grande del ciclo.

Cerró plaza Leonardo Hernández, quien hizo gala de su tauromaquia clásica en una faena llena de temple y mucha categoría. Toreó despacio, dándole tiempo al toro y distancia. Todo muy medido y ajustado, con mucha elegancia. Perdió un importante triunfo al tener que deacabellar al sexto.

Santander. Domingo 22 de julio de 2018. Feria de Santiago. Toros de Los Espartales. Sergio Galán, ovación con saludos y oreja; Diego Ventura, silencio y dos orejas; Leonardo Hernández, ovación con saludos y saludos desde el tercio. Entrada: Más de tres cuartos de plaza. Comenzó el festejo guardándose un minuto de silencio por Carmen García, enfermera, y Rafael Muñoz Rueda “Júnior”, fotógrafo, fallecidos este año.

A %d blogueros les gusta esto: