Diego Ventura y Filiberto salen a hombros en Calasparra

El  caballero rejoneador corta tres orejas y un rabo y el local, dos orejas en una corrida con contenidos de nivel

Una buena tarde de toros la vivida hoy en Calasparra con triunfo de Diego Ventura y Filiberto, que salieron por la Puerta Grande. El rejoneador cortó tres orejas y un rabo y el torero local, dos, mientras que Cayetano se fue de vacío al no tener suerte con su lote.

FICHA:

Se lidiaron dos toros para rejones de Diego Ventura y cuatro para lidia a pie de Hdros. de Garzón Valdenebro, de juego variado,

Diego Ventura, oreja y dos orejas y rabo.
Cayetano, silencio y ovación.
Filiberto, dos orejas y ovación tras petición.

Diego Ventura fue atendido en la enfermería después de la actuación en su primer toro por un cuadro de vómitos, mareo, baja tensión y deshidratación. Fue tratado con suero y salió a para lidiar al segundo de su lote.

COMENTARIO:

Diego Ventura  paró al primero de la tarde con Lambrusco, doblándose muy bien y encelando con oficio a un toro con tendencia a irse suelto. En la faena fue muy superior al toro y brilló primero en tres palos montando a Fino y más tarde con Bronce. Puso cortas con el toro ya muy aplomado y mató de rejón certero, cortando la primera oreja de la tarde.

Salió a lidiar al cuarto después de ser tratado en la enfermería. Brindó su actuación al torero Pepín Liria y basó la faena en Nazarí y su temple proverbial y en Lío y sus quiebros imposibles. Dos palos puso con cada uno de estos caballos ajustando las suertes y haciendo un rejoneo de altos vuelos. Mató a la primera y le fueron concedidas las dos orejas y el rabo.

No pudo lucirse Cayetano de capa en su primer toro, un animal que quedó muy mermado y no completaba las embestidas, quedándose muy corto. Lo intentó por el lado derecho sin lograr lucirse por la apagada condición del animal.

Al quinto lo recibió de capa con entrega y también puso determinación en la faena de muleta a pesar de que el toro no se entregaba. Embistió siempre sin humillar el de Garzon Valdenebro y Cayetano se empleó en una labor meritoria ante un toro que se aburrió pronto de embestir. Mató de estocada y tuvo que descabellar.

Filiberto cuajó una actuación muy completa en el tercero de la tarde. Primero lo toreó muy bien con el capote, a la verónica en el recibo y por tafalleras en el quite. Y con la muleta estuvo templado y pausado, sobresaliendo en el toreo al natural, pitón por el que dio muletazos largos de ritmo lento que fueron lo mejor de una buena faena. Mató de estocada al segundo intento y le fueron concedidas las dos orejas.

De nuevo estuvo entonado Filiberto con en capote en el sexto, al que entendió muy bien en la faena de muleta. Ligó con la derecha a base de dejar la muleta en la cara y también al natural le sacó partido a un toro que fue a menos. Fue muy superior el joven diestro, dejando una grata impresión en este toro. El acero le impidió aumentar su número de trofeos.

A %d blogueros les gusta esto: