Diego Ventura y Enrique Ponce, triunfadores en Osuna

Plaza de toros de Osuna (Sevilla). Corrida de toros mixta. Aforo completo hasta la capacidad permitida. Ejemplares de Diego Ventura, para rejones, y de Julio de la Puerta, para la lidia a pie. Manejables pero exigentes, excepto tercero y sexto. Éste ha sido un sobrero de la misma ganadería al inutilizarse el titular.

Diego Ventura: 2 orejas y 1 oreja.

Enrique Ponce (Corinto y oro): 1 oreja y 1 oreja.

Javier Conde (Negro y azabache): Silencio y Pitos tras tres avisos.

Gran ambiente en los tendidos esta tarde-noche en el coso sevillano de Osuna, en la que ha sido la primera corrida post-confinamiento en Andalucía, que ha dejado un grato sabor de boca entre los aficionados, ávidos de toros.

A porta gayola se ha marchado Diego Ventura a recibir al primero de la suelta, toda una declaración de intenciones del ánimo con el que afrontaba el compromiso el jinete afincado en La Puebla del Río. El astado, de su propia ganadería, ha tenido fijeza y ha sido noble aunque en el tercio final se ha parado y ha necesitado que el rejoneador le llegara mucho. Ventura lo ha cuajado tanto con “Bronce”, como con “Lío” y “Dólar”, colocando sobre éste último un par de banderillas a dos manos con el caballo sin cabezada. A lomos de “Guadiana” le ha prendido al animal tres rosas. Certero rejonazo y dos orejas.

Muy templado ha estado, nuevamente, Diego Ventura en el cuarto de la función. Con más humillación y más ritmo que su primero. Un lío gordo ha formado el rejoneador toreando de costado, dando auténticos capotazos con los caballos, caso de “Sueño”, “Taco” y “Capote”, al que le ha quitado también la cabezada, colocando dos banderillas, aproximándose al toro muy de frente y clavando al estribo. Los tendidos en pie. Ya con “Remate” deja tres banderillas cortas al violín. Pinchazo, rejonazo y descabello. Una oreja.

Una verdadera lección magistral de tauromaquia ha impartido esta tarde en Osuna, Enrique Ponce. Al segundo de la corrida le ha hilvanado una faena en la que ha sobresalido, fundamentalmente, el toreo al natural, ya que por el pitón derecho el de Julio de la Puerta se metía más por dentro. Dejándole la muleta en la cara, templando y empapándolo mucho de tela, logra Enrique Ponce un trasteo de una técnica impecable, no exento de gusto. Pinchazo y media estocada. Una oreja.

Al quinto le ha recetado un magnífico puyazo José Palomares, ahormando una embestida un tanto bruta, si bien después el toro ha respondido al hacerle las cosas bien. Faena a más de Enrique Ponce, que ha conseguido con paciencia, inteligencia y temple que el toro tuviera un tranco más y fuera a mejor a pesar de que siempre tenía tendencia a derrotar al final del muletazo. Aunque necesitó de varios golpes de verduguillo tras una estocada desprendida, se le pidió y se le concedió al torero valenciano un trofeo.

Javier Conde no ha tenido su tarde hoy en Osuna. Ni con el tercero ni con el sexto lo ha visto claro el diestro malagueño, que ha puesto voluntad y se ha lucido, especialmente, en el saludo con el percal al último de la suelta. Sus antagonistas no le han posibilitado el triunfo, ya que han sido reservones y a contraestilo. Silencio en el tercero y pitos tras tres avisos en el sexto, sobrero de la divisa titular. El toro devuelto fue rematado con el descabello por Diego Ventura ante la imposibilidad de que el cornúpeta tomara la puerta de chiqueros. El sexto fue apuntillado en el ruedo.

Los tres actuantes han abandonado la plaza de Osuna a pie. Las faenas han sido acompañadas, en primer término, por un guitarrista y un cantaor flamenco.

Imagen: Canal Sur Televisión

A %d blogueros les gusta esto: