Diego Ventura también arrolla en Puebla

Nuevo triunfo grande de Diego Ventura en su imparable temporada mexicana. Quinta puerta grande en las cinco corridas toreadas y nuevo despliegue para confirmar todas las expectativas de quien volvía a Puebla seis años después como eje de la conmemoración del trigésimo aniversario de El Relicario. Y no falló el rejoneador de La Puebla del Río ni a la efeméride ni a lo que esperaba la afición poblana de él, que disfrutó de los lindo, sobre todo, con la faena al segundo ejemplar de Zacapetec de su lote, un toro complicado porque se agarró al piso y ayudó poco. Nada de ello mermó su dimensión en una faena que inició con Bombón y que alcanzó niveles de mucha emotividad en banderillas. Primero, con Oro, con el que ejecutó dos banderillas de enorme mérito por lo mucho que aguantó la llegada del burel, apurando el embroque y encarándolo con verdad en el momento definitivo. Desató la pasión del tendido con Gitano al clavar al violín tras quebrar y sacó luego a Dólar, con el que hizo el delirio con el par a dos manos sin cabezada. Mató a la primera con Toronjo y desató una fuerte petición, incluso de rabo, que el palco dejó en dos orejas de mucha importancia.

Se dejó sin transmitir demasiado el primer toro de Zacatepec, con el que Ventura desarrolló una labor de plena solvencia técnica y mucha exposición porque hubo de llegar bastante a la cara tratando de provocar las acometidas del murube. Además, lo irregular del piso tampoco ayudó. Lo paró con Bombón y compuso el tercio de banderillas con Colombo y Bronce, en una faena de fundamental base lidiadora, pero sin renunciar nunca a su innegociable sentido del espectáculo, ése que le sirve para conectar con el público. Como quiera que anduvo fulminante con el rejón de muerte montando a Prestigio, la petición de trofeo fue más que unánime.

Puebla

Oreja con petición de la segunda y dos orejas con petición de rabo

Ejemplares de Zacatepec

Prensa Diego Ventura
A %d blogueros les gusta esto: