Destaca Héctor Gutiérrez en una interesante novillada de Adolfo Martín en Calasparra

El novillero mexicano dio la única vuelta al ruedo de la tarde en la quinta de la Feria del Arroz

Ficha:

Seis novillos toros de Adolfo Martín, de interesante comportamiento. Destacó el tercero.

El Adoureño, pitos y silencio
José Rojo, silencio y ovación con saludos.
Héctor Gutiérrez, vuelta al ruedo y palmas.

Saludó en banderillas José María Lázaro.

Comentario:

El novillero francés El Adoureño tuvo un primer novillo algo molesto por embestir al paso y no consiguió acoplarse con él, fallando también con la espada, lo que enfadó al público. En el quinto tampoco pudo lucirse e incluso fue volteado, por fortuna sin resultar herido. Fue silenciado.

José Rojo se las vio con un ‘adolfo’ noblón pero algo rajadito. El novillero pudo dar algún natural suelto en una faena en la que puso voluntad pero que estropeó con una estocada caída precedida de dos pinchazos. Se fue a portagayola en el quinto, al que banderilleó, destacando el último par al quiebro. Este novillo tuvo complicación, sabía lo que se deja detrás, y el novillero estuvo firme. Mató con fe y hubo petición pero todo quedó en ovación.

Héctor Gutiérrez demostró valor ante el tercero, un novillo que tuvo clase, pero no permitió errores. El novillero mexicano estuvo siempre con mucha verdad, por encima de su enemigo. Una labor seria, de importancia, para la que se pidió una oreja, quedando el premio final en una vuelta al ruedo.

Toreó muy bien con el capote ante el sexto, tanto en los lances rodilla en tierra de saludo como a pies juntos. El novillo fue reservón, quedándose abajo hasta propinarle una voltereta. Gutiérrez respondió con entrega y verdad e impuso su ley. Sin orejas, su actuación de Gutiérrez tuvo mucha importancia.

Toromedia Comunicación

A %d blogueros les gusta esto: