Después de la tormenta llega la calma para Diego Garmendia

Luego de pasar varios meses con serios problemas de salud a consecuencia de la cornada que sufrió el pasado 4 de julio en la Plaza de toros “Sebastián Medina” de Monterrey, por fin llega la calma para el novillero Diego Garmendia.

En días pasados, Garmendia acudió con el Dr. David Martínez, Jefe de los Servicios Médicos de las Plazas de Aguascalientes, para que le hiciera una revisión y determinar si ya podía ser operado de nueva cuenta y así retirarle la colostomía que le fue practicada y recolectar su aparato digestivo de manera normal.

Luego de la revisión y con los resultados de los estudios que se le hizo el Dr. Martínez determinó que ya podía ser intervenido, ya que sus intestinos estaban totalmente sanos al igual que el desgarro que tenía en el recto.

La cirugía salió muy bien y la recolección fue un éxito, al paso de los días, para ser exactos a los dos de ya estar en recuperación tuvo que ser ingresado de nueva cuenta al quirófano de urgencia ya que se detectó que tenía un pedazo de intestino perforado el cual le causaba varias molestias e incomodidades que complicaron su recuperación y su salud, de esta segunda intervención salió todo exitosamente.

Tuvo que estar internado por un espacio de más de 15 días, donde mantuvo una estricta observación de sus doctores para determinar cómo seguía su recuperación y que nada se complicara.

Después de ver que su evolución iba por buen camino se le dio de alta, para que siguiera recuperándose en su domicilio; Diego cada día se siente mejor, ya ingiere dieta blanda, camina y está con mucho ánimo para salir de este difícil trance y recuperarse al 100%.

Prensa Diego Garmendia

A %d blogueros les gusta esto: