David de Miranda corta dos orejas en la quinta de abono en Málaga

López Simón también tocó pelo en este cartel de toreros jóvenes

La quinta corrida del abono malagueño, y segunda entrega del Desafío Taurino de la Ciudad de Málaga, reunía un cartel de toreros jóvenes y se ha saldado con el triunfo de David de Miranda, que cortó una oreja a cada uno de sus toros en el que era su debut en La Malagueta. También puntuó López Simón en el primero de la tarde, yéndose de vacío Román a pesar de ponerlo todo de su parte. 

Ficha:

Se lidiaron toros de La Palmosilla, bien presentados y de juego variado.

López Simón, oreja y vuelta al ruedo.
Román, ovación y ovación.
David de Miranda, oreja y oreja.

Saludaron Yelco Álvarez y César Fernández.

Comentario:

López Simón recibió al primero de la tarde con buenos lances al delantal. El toro recibió dos puyazos sin emplearse y llevó la cara alta en la brega. También lo hizo en la muleta, donde el torero lo trató con temple y suavidad, logrando mejorarlo para brillar en buenos momentos al natural. También con la derecha le sacó partido, mostrándose muy superior a un toro que al final se dejó con nobleza pero sin acabar de emplearse. Mató de estocada y cortó la primera oreja de la tarde.

En el cuarto se lució el picador Ángel Rivas con un astado que fue bien al caballo. Saludó en banderillas Yelco Álvarez y López Simón brindó al público antes de comenzar la faena de forma vibrante con las dos rodillas en tierra. Después ligó dos series diestras templadas y con compostura. La tercera la comenzó con un pase cambiado por la espalda y la remató con excelente pase de pecho. Cuando cogió la zurda el toro no respondió igual. Dio una última serie con la derecha antes de matar de pinchazo y estocada. Vuelta al ruedo.

Román no pudo hacer nada de capa en su primero. La faena la comenzó con muletazos por alto y después ligó dos series con la derecha bajando la mano y llevando largo al toro. Al cambiar al natural, el toro ya estaba más aplomado, de modo que Román acortó distancias y buscó la forma de exprimir las últimas embestidas. Mató de dos pinchazos y estocada y fue ovacionado.

Román brindó su faena al quinto de la tarde a Fortes. El toro se defendió pegando tornillazos y descomponiendo los primeros intentos del valenciano. Después sometió bajando la mano y logró mayor limpieza. Faena basada en la derecha de más mérito que estética. Prolongó en exceso a pesar de no tener calado en el tendido. Mató de estocada.

David de Miranda puso variedad en el recibo de capa al tercero. Intentó el quite pero no le salió con limpieza. Comenzó la faena con pases cambiados por la espalda en los medios. Siguieron series con la derecha ligadas y ejecutadas con limpieza. Al natural surgieron los mejores momentos de esta faena, que remató con molinetes y una última tanda con la derecha que tuvo compostura. Mató de estocada y cortó una oreja.

En el sexto comenzó la faena con muletazos por alto sin moverse a pesar de que el toro pasó muy cerca en un par de ocasiones. Cuando comenzó a torear en redondo templó bien y dejó algunos derechazos notables. La faena fue a más en acoplamiento y calidad del toreo de este joven diestro onubense. Fue así hasta que el toro se agotó y no permitió más lucimiento. David se adornó con bernardinas y mató de estocada, redondeando su triunfo con una nueva oreja.

Fotos: Toros del Mediterráneo – Hugo Cortés

Toromedia Comunicación

A %d blogueros les gusta esto: