Curro Díaz, David Galván y Ginés Marín salen a hombros en San Fernando

Plaza de toros de San Fernando (Cádiz). Corrida de toros conmemorativa del 150 º Aniversario de la inauguración de la plaza y en homenaje al Maestro Rafael Ortega por el Centenario de su nacimiento. Dos tercios de entrada. Astados de la divisa de los Herederos de José Luis Osborne, bien presentados, en general faltos de raza y mansos. El mejor el 6º.

Curro Díaz (Azul marino y oro): 1 oreja con petición de la segunda y 1 oreja.

David Galván (Gris perla y azabache): 1 oreja y 1 oreja.

Ginés Marín (Celeste y oro): 1 oreja con petición de la segunda y 2 orejas.

Se ha guardado un minuto de silencio en memoria de las víctimas de la pandemia al terminar el paseíllo. Después ha sonado el Himno de España.

En los prolegómenos del festejo, se le ha entregado una placa conmemorativa de la corrida a la vuida del Maestro Rafael Ortega.

Muy por encima del encierro de los Herederos de José Luis Osborne ha estado la terna de matadores actuantes esta tarde en la plaza de San Fernando, jugándose la vida con mucha verdad para conseguir el triunfo.

El primero de la suelta ha sido noble pero con poco fondo de raza. Con suavidad y a media altura ha iniciado su faena Curro Díaz, que lo ha ido consintiendo y empujando hacia adelante, para que el animal terminara el viaje. Torería y mucha expresión en el diestro de Linares. Gran estocada. Una oreja con petición de la segunda.

El cuarto le ha hecho un extraño a Curro Díaz en el saludo con el capote, no obedeciendo y marchándose a por el torero. Ya en el trasteo muleteril, lo va sobando el matador linarense, convenciéndolo a base de técnica y paciencia. Faena basada en la mano izquierda, logrando naturales con mucho gusto y empaque, sin obligar al de los Herederos de José Luis Osborne. Estocada algo desprendida. Una oreja.

David Galván volvía hoy a enfundarse el traje de luces casi dos años después de su último compromiso. El primero del lote del torero de San Fernando ha sido manso y descastado, debiendo el diestro perseguirlo por el ruedo para extraerle los muletazos. Muy firme y muy torero David Galván, sin aburrirse en ningún momento. Estocada caída. Una oreja.

El quinto ha sido el ejemplar más deslucido y con más peligro de la tarde. Rajado y sin emplearse en nada, estando siempre a la defensiva y esperando al torero. En unas de esas arrancadas en huida, ha arrollado a David Galván, sufriendo una voltereta, en la que lo peor ha sido la caída, con el cuello. Continúa el matador gaditano su faena, entregado, dispuesto y muy de verdad, siendo alcanzado por el astado en un derrote seco de éste en la parte trasera del muslo izquierdo. Mata de pinchazo y estocada. Una oreja. Tras pasear el trofeo ha pasado a la enfermería, apreciándosele un varetazo en el muslo izquierdo.

Muy firme, entregado y con una seguridad aplastante delante de la cara del toro ha estado durante toda la tarde, Ginés Marín. Al tercero le ha podido a base de verdad y mucho valor, asentado siempre en los riñones el torero. Arrimón final, seguido de unas ajustadas bernadinas. Espadazo en todo lo alto. Una oreja con petición de la segunda.

El sexto ha sido el mejor del encierro de los Herederos de José Luis Osborne, exigente y con una mayor dosis de bravura. Autoridad y mucho poder en la muleta que ha manejado Ginés Marín, que le ha cuajado una labor, sobre todo con la mano derecha, importante y de peso, en la que ha sido necesario sometimiento e imposición para que el burel se entregara y regalara unas mejores embestidas en el tramo final del trasteo. Estocada de excelente colocación. Dos orejas.

En banderillas han saludado Víctor Nieto después de parear al segundo y Rafael Viotti tras hacer lo propio en el tercero. Además también han destacado Óscar Castellanos en la lidia del cuarto y Antonio Manuel Punta y Fernando Pérez con los rehiletes en el sexto.

La terna de matadores han salido a hombros por la puerta grande.

Imagen: Canal Sur Televisión

A %d blogueros les gusta esto: