Bilbao se duerme en los tendidos

Tarde de incertidumbre en Bilbao con un cielo que amenazaba tormenta y un cartel que sembraba dudas en los tradicionales corrillos del exterior de la plaza.

Como ya es habitual, cinco minutos tarde comenzaban el paseíllo Antonio Ferrera, Miguel Angel Perera y Ginés Marín en un Vista Alegre que presentaba media entrada.

Antonio Ferrera: Hostelero (573 kg), negro listón de la ganadería El Parralejo. Toro serio que en el capote mostró cualidades por el pitón izquierdo y que en el caballo luchó con fuerza. Tres grandes pares de banderillas que lograron el desmonteramiento de los banderilleros de la cuadrilla de Ferrera. Le faltó al extremeño alargar el muletazo en las primeras tandas y no consiguió ligar en las posteriores. Errores técnicos y enganchones con un toro noble y de calidad.  Estocada caída y descabello. Palmas para el toro en el arrastre y el matador.

Miguel Ángel Perera: Secretario (593 kg), negro de la ganadería El Parralejo. Toro suelto de salida que dió espectáculo en el tercio de varas siendo hasta el momento el más bravo de la feria. Tras desarmar a un subalternos mostró casta en las banderillas. Una buena segunda tanda por la derecha fue lo mas destacado de una aburrida faena. Falta de autoridad de Perera que dejó media estocada a un toro todavía muy vivo. Finalizó con el verduguillo a la séptima de una manera totalmente pueblerina. Pitos para el matador y palmas para la res en el arrastre.

Ginés Marín: Laborioso (580 kg), castaño de la ganadería El Parralejo. Toro con fijeza en el capote y fuerza en varas donde derribó al caballo en la segunda entrada. Ovacionado quite de Ferrera por chicuelinas. Ovación tambien para el picador y los banderilleros. No consiguió medir bien las distancias Marín, que no toreó su primero de la tarde. Pases sueltos, estocada trasera y descabello. Silencio para Laborioso y Ginés Marín.

Antonio Ferrera: Pajarillo (556 kg), negro listón de la ganadería El Parralejo. Toro bravo en su salida que fue aplaudido por su espectacular cornamenta. Se lesionó en varas y se desinfló en banderillas. Mas asentado que con su primero, Ferrera se justificó con un invalidó que arrastró el ozico durante toda la faena. A la suerte contraría pinchó, sonó el primer aviso, y enterró la espada en la segunda entrada. Ovación con saludo para Ferrera y silencio para la res en el arrastre.

Miguel Ángel Perera: Zíngaro (572 kg), castaño bragado meano axiblanco de la ganadería El Parralejo. Toro aplaudido en su salida por su hermosa capa. Mal picado con 3 rectificaciones y tercio sucio de banderillas. Tras unos tornillazos Perera cogió la maleta y huyó del ruedo sin trabajar lo más mínimo. Dos pinchazos,  media estocada y tremendo abucheo para un Perera que lo tendrá complicado para volver a Bilbao el año que viene. Silencio en al arrastre y pitos para el matador.

Ginés Marín: Brevito (615 kg), negro de la ganadería El Parralejo. Desconectaron por completo los tendidos de Vista Alegre que solo levantaron la vista para protestar por la saña del picador. Mal tercio de banderillas y brindis al público. Toro escaso de fuerzas que incluso se tropezó con una banderilla. Sin conexión con el concurrente ni con la res, Marín dió muletazos sueltos. Atendió el joven la petición de los tendidos que le pidieron que terminase la faena y dejó un estoconazo. Trece terribles puntillas para acabar con el animal. Silencio para el matador y pitos en el arrastre.

División de opiniones en la despedida de Ferrera, abucheo en la de Perera y aplausos en la de Marín.

Foto: Prensa Miguel Ángel Perera

A %d blogueros les gusta esto: