Ángel Jiménez: “Este sábado en Utrera espero mostrar mi manera de sentir el toreo”

Tras más de año y medio sin vestirse de torero, el diestro Ángel Jiménez volverá a hacerlo este sábado en Utrera. Será la segunda corrida de toros en la vida de este joven matador de Écija, que tomó la alternativa en la Feria de San Miguel de Sevilla del año 2019. Unos días antes de volver a hacer el paseíllo, Ángel Jiménez nos ha relatado cómo acude a la cita de Utrera, cuáles son sus anhelos en dicha tarde y la preparación y mentalización llevada a cabo durante todo este tiempo de parón.

Pregunta: ¿La corrida del próximo sábado en Utrera tiene un tinte especial para usted?, porque es volver a torear en una plaza, ante un público, más de año y medio después de su alternativa.

Respuesta: Pues sí. Es una fecha muy especial por varios motivos. La de Utrera será mi segunda corrida de toros después de estar dos años sin torear por culpa de la pandemia que estamos pasando. La verdad que tengo muchas ganas de que llegue ese día.

Pregunta: La corrida además tiene un gran atractivo para el aficionado, ya que comparte cartel con otros dos toreros sevillanos, como son Rafa Serna y Alfonso Cadaval, con un encierro de El Torero, que es una ganadería de lujo, y en un lugar de gran tradición taurina como Utrera.

Respuesta: Pues si, se reúnen muchas cosas bonitas para que pase algo. El cartel es muy bonito e interesante, puesto que actuaré con dos compañeros a los que respeto y admiro. Es un cartel de toreros jóvenes, sobre todo yo que soy el que menos tiempo de alternativa tengo, algo que, por otro lado, también demanda el público. El lugar, Utrera, es un sitio de una enorme solera y además está a las puertas de Sevilla. Por lo que respecta a la ganadería, es una divisa con categoría. Después ya sabemos que se tienen que juntar muchas circunstancias para que ocurran cosas.

Pregunta: Por si todo eso fuera poco, además la corrida será televisada por Canal Sur, por lo que la repercusión de la misma será mucho mayor, casi como si se estuviera haciendo el paseíllo en la Maestranza o en Las Ventas.

Respuesta: Para nosostros es muy importante porque te das a conocer y la gente te va poniendo cara. Es una oportunidad muy bonita, donde espero mostrar mi manera de sentir el toreo y lograr emocionar a los aficionados.

Pregunta: Imagino que usted irá a la cita mentalizado para que a poco que los toros ofrezcan un mínimo de posibilidades poder dar un aldabonazo fuerte, llamar la atención de los aficionados, de las empresas…

Respuesta: Sin duda que es un escaparate bueno para poder mostrarse a la afición pero tampoco pienso que tenga que pasar algo a la fuerza. El toreo, por suerte o por desgracia, es una profesión muy larga, donde no depende sólo de una ó dos tardes en tu carrera. Ahora mismo mi mente está puesta en expresarme como torero, y que el público pueda ver mi forma de sentir el toreo, porque actualmente me encuentro en un momento bueno y lo que más deseo es entregar lo mejor de mí.

Pregunta: Ese dolor, esa rabia contenida, esas ganas de reivindicarse que usted puede llevar por dentro después de estar todo este tiempo parado, ¿Van a salir delante del toro en Utrera?

Respuesta: Yo lo que quiero más que reivindicarme es darle caricias y cosas bonitas al animal y poder crear una obra bella. Creo que si yo me emociono toreando, los demás también lo harán.

Pregunta: ¿Cómo se consigue mantener la ilusión y la afición de seguir entrenando, de levantarse cada día con el ánimo y las ganas de continuar luchando y sacrificándose para ser torero cuando ves que los meses van pasando y que no hay contratos en un futuro cercano?

Respuesta: Para mí el torear es una forma de vida, yo no concibo la vida sin sentirme torero. Yo no lo considero un trabajo el hecho de levantarme para entrenar porque es mi vida, yo no se lo que es pasar un día sin coger un capote o una muleta. Desde muy pequeño, he soñado con el toreo y por eso no me cuesta ningún trabajo entrenar cada día a pesar de que he tenido rachas de no torear nada y de estar completamente parado pero siempre he querido avanzar y profundizar en mi tauromaquia. Si Dios me da salud para seguir cumpliendo años, pienso que mi vida siempre va a estar vinculada al toro.

Pregunta: El público que se acerque el sábado a Utrera, ¿Va a ver a un Ángel Jiménez más maduro y más asentado que el torero que tomó la alternativa en la Feria de San Miguel de 2019?

Respuesta: Ahora mismo no se decir cómo me van a encontrar porque Dios dispone y el toro lo descompone, como dice el dicho taurino. En la carrera de un torero, hay días de mucho compromiso, como por ejemplo el día de mi alternativa, donde se tiene que suplir la falta de experiencia con ilusión, con ganas e incluso con atropellar la razón. Yo me considero un torero que no tiene un patrón fijo a seguir, que puede ser que me falte regularidad pero que se expresa según lo que esté sintiendo en ese instante.

Pregunta: Aunque se toree poco o incluso cuando no se torea nada, en el interior del torero sí que hay una evolución porque se tiene mucho tiempo para pensar, para reflexionar y de ahí pueden nacer las cosas que el torero tenga que sacar al exterior cuando actúe en una plaza.

Respuesta: Claro que sí, sobre todo cuando se tiene afición y amor a la profesión el paso del tiempo te viene bien. Después, según el concepto del toreo que se tenga, se puede nacesitar mayor o menor tiempo para hacerse. En mi caso, por mi forma de ser y de sentir, he necesitado más tiempo. En la actualidad, me encuentro alegre, contento, disfrutando de cada momento. Dios quiera que todo eso también lo pueda expresar en la plaza, y conseguir que la gente se emocione conmigo.

Pregunta: Cuando hay escasez de oportunidades, como sucede ahora mismo, se valora mucho más cada compromiso, cada tentadero, al tiempo que se disfruta también en mayor grado con el toreo de salón. La única forma de avanzar en la profesión, de tener una mentalización adecuada para cuando llegue el momento de enfrentarse al toro en la plaza, ¿Es tomarse cada entrenamiento, o cuando se está en el campo ante una vaca o ante un toro con idéntica exigencia como si se estuviera en la plaza?

Respuesta: Claro. Esto tiene que ser una búsqueda constante y una exigencia total cada día, tanto en tu sentir como en tus formas. Al nacer, Dios te da ciertas cualidades pero después las cosas sólo se logran a base de trabajo y de afición. Por lo que a mí se refiere, cada tentadero me lo tomo como si estuviera en la plaza para luego, delante del toro, que eso salga lo más natural posible. Para mí, cada entrenamiento o cada tentadero es un ritual, algo especial y único porque una becerra te puede regalar unas embestidas que te pueden hacer soñar. Por eso, debes de estar con los cinco sentidos puestos ahí, para disfrutar y paladear ese momento. En definitiva, de lo que se trata es de estar comprometido con tu profesión, de tener una mentalización fuerte para llegar a la plaza libre, con los deberes hechos y con ganas de expresar, porque de lo contrario se llega tenso.

Pregunta: Por último, si se diera la oportunidad y si hay entendimiento entre las partes ¿Confirmaría alternativa en Las Ventas este año?, ¿O ahora piensa únicamente en la corrida del sábado en Utrera?

Respuesta: La plaza de Las Ventas es un lugar donde me encanta torear. Fue la que me puso en boca de todo el mundo. Mi presentación de novillero causó impacto, me puso en el circuito de las novilladas y me dio a conocer. Como novillero, he toreado en Las Ventas cinco tardes, y es una plaza en la que me siento torero, sabiendo también del compromiso y de los miedos que se pasan allí. A mí me encantaría poder confirmar alternativa en Madrid, el cuándo sea, pues será cuando todo surja. Si saliera este año, fenomenal, y si fuera el año que viene, fenomenal también.

Foto: Toromedia Comunicación

A %d blogueros les gusta esto: