Andy Cartagena abre la puerta grande en Ciudad Real

Plaza de toros de Ciudad Real. Segundo festejo de la Feria de la Virgen del Prado. Corrida de rejones. Un tercio de aforo cubierto. Reses de Passanha, con poca raza y afligiéndose en el tercio final. El mejor el tercero.

Al igual que sucedió en la corrida de ayer, ha sonado el Himno de España al romperse el paseíllo.

Andy Cartagena: 1 oreja y 2 orejas.

Leonardo Hernández: Silencio y Saludos.

Ana Rita, que tomaba la alternativa: 1 oreja y Vuelta al ruedo tras petición.

Entretenido y, por momentos, brillante festejo de rejones el que ha tenido lugar esta tarde en Ciudad Real. Un Andy Cartagena pletórico, espectacular y llegando mucho a los tendidos, un Leonardo Hernández haciendo las suertes con pureza y siempre de frente y una Ana Rita que ha puesto toda la disposición y las ganas del mundo.

El primero del lote de Andy Cartagena le ha permitido estar muy a gusto al rejoneador de Benidorm. Muy templado con “Mediterráneo” de salida y más enfibrado con “Picasso” y con “Bandera”, clavando hasta cuatro palitroques. Sobre “Pintas” deja sobre el morrillo de su oponente tres banderillas cortas. Dos pinchazos y rejonazo en buen sitio. Una oreja.

Frente al cuarto ha firmado Andy Cartagena una sensacional faena, desde que templó y llevó prendido a la cola al de Passanha a lomos de “Mediterráneo” hasta las elevadas sobre “Luminoso” y el par a dos manos con “Jinocente”, estando el caballo sin cabezada. Pone en pie a los tendidos. Rejonazo en lo alto. Dos orejas.

Sin duda que si el rejón de muerte hubiese viajado certero Leonardo Hernández habría acompañado a Andy Cartagena por la puerta grande. Ante el tercero alcanza los momentos más álgidos de su labor al montar a “Enamorado” y “Xarope”, colocando hasta cuatro garapullos, tres banderillas cortas al violín y una rosa. Aunque lo mejor de su actuación ha sido la pureza con la que ha hecho las suertes. El desacierto con los aceros deja sin premio su obra. Silencio.

Algo similar ha ocurrido en el quinto de la suelta, con un toro de poco celo y apretando hacia los adentros. Aprovechando las querencias del animal y provocando su arrancada, cuaja una faena muy templada y de grandes recursos. Nuevamente el fallo con el rejón de muerte, le impide pasear algún trofeo. Saludos.

Poca raza ha tenido el astado con el que ha tomado la alternativa Ana Rita, que ha estado entregada y dispuesta ante un animal que ha terminado rajado. Pinchazo, rejonazo y descabello. Una oreja.

El sexto ha sido el toro que ha ofrecido menos posibilidades de triunfo de toda la corrida. Con querencia hacia tablas desde la salida, termina completamente rajado, haciendo caso omiso a las cabalgaduras. Cuesta un mundo meter el brazo para clavarle el rejón de muerte, dejando un rejonazo caído y con travesía. Vuelta al ruedo tras petición de oreja.

Andy Cartagena ha salido a hombros por la puerta grande a la conclusión de la corrida.

A %d blogueros les gusta esto: