Andrés Romero puntúa en Lisboa el día de su confirmación

El rejoneador onubense Andrés Romero dio anoche una vuelta al ruedo en la corrida de su confirmación de alternativa en la Plaza de Toros de Campo Pequeno, en Portugal. El jinete tuvo como padrino al cavaleire portugués Rui Salvador, quien conmemoraba el 34 aniversario de su doctorado. El toro de la ceremonia se llamó Zulmiro-75, de la ganadería Vale Sorraia, de encaste saltillo-Santa Coloma. Fue un toro con movilidad y alegría en su embestida, que apretó y exigió al torero de Huelva, quien completó, por su parte, una actuación muy maciza.

Andrés Romero recogió a su oponente a portagayola con el marsellés montando a Fuente Rey, en un saludo que tuvo la emoción de la intensidad con que ambos protagonistas se emplearon. Lisboa dejó ahí la primera gran ovación de la noche. Ya en banderillas, Romero apostó por la solvencia en la lidia y para pisar terrenos comprometidos de Kabul, la espectacularidad y transmisión de Guajiro y, por último, el temple y la clase de Caimán. Logró el jinete de Escacena del Campo conectar desde el principio y durante toda su faena con el público lisboeta, que le acogió y arropó toda la noche con mucho cariño.

Completaron el cartel el propio Rui Salvador, Brito Paes, Manuel Telles Bastos y David Gomes, que dieron también una vuelta cada uno, y Duarte Pinto, que dio dos. La corrida de Vale Sorraia ofreció un gran juego, destacando, sobre todo, por su movilidad y franqueza. Con media entrada en la plaza, cabe destacar también la actuación espectacular y muy acertada de los grupos forcados de Montijo, Moura y Turlock.

FOTOS TOUROEOURO.COM

A %d blogueros les gusta esto: