A oreja por coleta en la final del Zapato de Plata de Arnedo

Plaza de toros “Arnedo Arena” en Arnedo (La Rioja). Media entrada. Final del XVIII Zapato de Plata. Erales de la ganadería de Miranda y Moreno. El 5º, “Peluchoto”, nº 64, ha sido premiado con la vuelta al ruedo.

Uceda Vargas (Azul pavo y oro): 1 oreja y Silencio.

Miguel Aguilar (Verde hoja y oro): Vuelta al ruedo tras aviso y 1 oreja.

Guillermo García (Obispo y oro): 1 oreja y Vuelta al ruedo.

Disposición y entrega de los novilleros en la Final del Zapato de Plata de Arnedo ante un buen encierro, en líneas generales, de Miranda y Moreno, con la excepción del cuarto novillo.

Buena condición ha mostrado el primer ejemplar del festejo, si bien es cierto que al final de la faena de muleta le ha costado más embestir. Variado con el capote ha estado frente a él Uceda Vargas, manejando el percal con soltura. Ya en el tercio final, el torero sevillano ha conseguido los mejores momentos con la mano derecha, aprovechando las virtudes del de Miranda y Moreno. Tras un tramo más de altibajos, el trasteo vuelve a cobrar altura con las manoletinas finales. Estocada trasera. Una oreja.

El cuarto ha sido, con diferencia, el novillo más complicado de toda la terde, siempre por dentro, cabeceando y soltando mucho la cara en su embestida. Uceda Vargas no ha perdido nunca la compostura ni la serenidad, dejándole la muleta puesta y aguantándole con valor. Estocada de defectuosa colocación. Silencio.

Entrega y un oficio bien aprendido ha evidenciado Miguel Aguilar durante toda su actuación. En su primer turno ha movido el capote con buen aire en el recibo, así como en el quite por chicuelinas. Tras brindar su faena a Diego Urdiales, que se encontraba en el tendido, ha comenzado de rodillas en los medios, sin dudarle un instante el eral de Miranda y Moreno. Temple y ligazón han sido dos de las claves del trasteo del diestro mexicano, que ha concluido su labor con manoletinas de rodillas. El fallo con los aceros deja su premio en una vuelta al ruedo.

Ha vuelto a lucir, una vez más, Miguel Aguilar con el capote frente al quinto, destacando en este punto también un gran quite por chicuelinas de Guillermo García. Tras colocar dos buenos pares de banderillas, saluda una ovación Marcos Prieto. Inicia la faena de muleta Miguel Aguilar con pases ayudados con sabor, prosiguiendo después con series por uno y otro pitón con poder y sometimiento, haciéndose con la encastada embestida de su antagonista. Estocada corta en buen sitio. Una oreja y vuelta al ruedo para el novillo.

Magníficas cualidades ha tenido también el tercer astado de la tarde, con clase, fijeza y humillación. Guillermo García, quien ha brindado la faena de muleta a César Jiménez, ha estado a la altura de tan buen ejemplar, toreando muy asentado, reuniéndose con la embestida y sobre todo con mucho temple, haciéndole las cosas siempre con gran suavidad. Algunos pases de pecho para abrochar las tandas han tenido verdadera categoría. Estocada caída. Una oreja.

Frente al sexto ha estado, nuevamente, muy templado Guillermo García, logrando los momentos más álgidos de la faena con la mano zurda. El novillo se apaga pronto y acaba rajado, momento que aprovecha el novillero de la escuela José Cubero “Yiyo” para meterse en cercanías. Estocada Caída. Vuelta al ruedo.

Imagen: CMMedia

A %d blogueros les gusta esto: