33 Años del debut con picadores de Enrique Ponce en Castellón

Al igual que hicimos ayer, hoy también se recuerda en InfoTauro la Feria de la Magdalena de Castellón, que sin la pandemia de por medio, estaría celebrando hoy la última corrida del ciclo.

En la Feria de la Magdalena de Castellón de hace ahora 33 años, debutó con picadores uno de los toreros más importantes de finales del siglo XX y principios del XXI, como es Enrique Ponce. Aquel 9 de marzo de 1988 también se presentó con los del castoreño, José Luis Torres, completando la terna Curro Trillo. Los novillos anunciados de Bernardino Píriz dieron buen juego, destacando sobre todo por su clase. El que hizo segundo fue devuelto a los corrales al mostrar escasa fuerza, saliendo en su lugar un sobrero con el hierro de Camacho.

El nombre propio de la tarde fue, sin duda, el de Enrique Ponce, pese a que no paseó ningún trofeo por su fallo con la espada. El jovencísimo torero de Chiva, que vestía un traje blanco y plata con remates negros, toreó con mucha suavidad con el capote en el tercero de la suelta. Posteriormente, lo pasó de muleta muy templado, conduciendo la embestida de su oponente con mando y firmeza, evidenciando un gran conocimiento de los instintos, de las reacciones de los animales y de las suertes que ejecutaba, algo poco frecuente en un novillero de tan poco bagaje. Tanto los aficionados presentes en la plaza de Castellón como la prensa especializada, quedaron sorprendidos y admirados del concepto del toreo del diestro valenciano, que le hizo lo que quiso a las reses que sorteó, sobresaliendo por su claridad de ideas y desenvoltura. Con el estoque ya no lo vio tan claro, necesitando de varios intentos en ambos novillos. Dos vueltas al ruedo tuvo que dar a la muerte de su primero y otra más tras finiquitar al sexto.

Más de tres décadas después de la citada actuación en la Feria de la Magdalena de Castellón, Enrique Ponce continúa ocupando un sitio de privilegio en la Fiesta, conquistado y defendido con determinación y amor propio, dos cualidades básicas que sostienen a una verdadera figura del toreo en cualquier época.

Foto: Prensa Toros de Mediterráneo – Hugo Cortés

A %d blogueros les gusta esto: